El grito de Nunca Máis unió al fútbol de Galicia en una jornada muy positiva

Nunca-Mais
Nunca Máis.

Gran fin de semana para los equipos gallegos en Primera y Segunda División. El Celta ganó al Almería, mientras que Dépor y Lugo empataron sin goles en el derbi gallego.

El grito de Nunca Máis unió al fútbol de Galicia en una jornada muy positiva

Jornada muy positiva para Celta, Deportivo y Lugo. Los celestes terminaron con su terrible racha en Balaídos al imponerse al Almería por 3-1, mientras que coruñeses y lucenses empataron a cero goles en un choque marcado por la cordialidad entre los aficionados de ambos equipos.

Le ha costado más de tres meses acumulando frustración tras frustración, decepciones y sinsabores, pero finalmente el Celta consiguió ganar un partido en Vigo. Luis Enrique sorprendió a propios y extraños sentando en el banquillo a gente como Augusto y Nolito para alinear a futbolistas  tan poco habituales como Fabián Orellana, pero su arriesgada apuesta no podría haberle salido mejor.

Empezaron mal los celestes, ya que a los 10 minutos se adelantaba el conjunto almeriense. No obstante, el gol en contra revitalizó a los locales, que se hicieron con el control del encuentro y empataron gracias a un golazo del chileno Orellana, que puso fin a una racha negativa del Celta de más de 500 minutos sin marcar en Balaídos. Ya en la segunda mitad, Oubiña y Charles anotaron dos tantos más que le dieron la puntilla al Almería, muy inferior a un Celta que dio muy buena imagen.

Por su parte, casi a la misma hora y 170 kilómetros más al norte, Riazor acogió un derbi gallego que, a diferencia de lo que es habitual en los Deportivo-Celta, estuvo marcado por la cordialidad entre los aficionados y no por el conflicto y los enfrentamientos. En cuanto al fútbol, ninguno de los dos equipos consiguió desarrollar su mejor juego, y el reparto de puntos parece lo más justo a tenor de los méritos acreditados por unos y otros.

Lo mejor de ambos partidos, sin embargo, no tuvo lugar sobre el césped, sino en las gradas. Tanto en Vigo como en A Coruña, cuando se alcanzó el minuto 10 de partido los hinchas corearon masivamente “Nunca Máis”, para expresar el rechazo del mundo del fútbol y de la sociedad gallega a la sentencia del caso Prestige.

 

El grito de Nunca Máis unió al fútbol de Galicia en una jornada muy positiva
Comentarios