Buscar

MUNDIARIO

Sin Griezmann, el Barça golea al Ferencváros y deja buenas sensaciones

El francés no vio acción en la arollante goleada del conjunto azulgrana 5-1 a la visita. Messi, Ansu Fati, Coutinho, Pedri y Dembélé fueron los autores. Trincao fue de lo mejor del encuentro y con su actuación, puede haber relegado definitivamente al delantero galo al banquillo.

Sin Griezmann, el Barça golea al Ferencváros y deja buenas sensaciones
Lionel Messi ante el Ferencváros. / @FCBarcelona_es
Lionel Messi ante el Ferencváros. / @FCBarcelona_es

El FC Barcelona vence y convence. El conjunto azulgrana arrolló al Ferencvaros 5-1 en el Camp Nou, una contundente paliza en la que el equipo catalán ha dejado buenas sensaciones de cara al Clásico del próximo sábado. Messi, Ansu Fati, Coutinho, Pedri y Dembélé fueron los autores de la goleada de los locales, mientras que Kharatin descontó desde los doce pasos para la visita.

Una de las cosas más destacadas del encuentro fue la ausencia de Antoine Griezmann en el once inicial. En su lugar, Koeman decidió apostar por Trincao y el delantero portugués no defraudó. Todo lo contrario, el joven extremo fue de lo mejor del Barcelona ante el equipo húngaro. Si bien empezó un poco tímido, el luso ofreció un recital por banda derecha -donde el técnico hace jugar a Griezmann- y ofreció alternativas al conjunto culé: desborde, atrevimiento, descaro, verticalidad.

Rueda la pelota

El partido empezó de una forma inesperada: un Barça con apuros en los primeros minutos. El conjunto azulgrana se llevó un par de sustos por parte de su similar húngaro en los primeros compases del compromiso, siendo el primero de ellos en el minuto 10 cuando Nguen arrancó en velocidad en campo propio y puso en jaque a toda la defensa culé hasta batir a Neto con trallazo. Por suerte para los locales, el colegiado pitó fuera de juego.

El segundo susto del equipo dirigido por Koeman fue diez minutos después, a los 20', esta vez tras una buena jugada del Ferencvaros en la frontal del área azulgrana. Y una vez más Nguen fue protagonista. El nacido en Kenia sirvió un balón a Laïdouni, que aprovechó un despiste de Sergiño Dest para rematar con violencia directo al larguero. El Barcelona no se sentía cómodo, pero no tardó en recomponerse.

Lo dicho, el equipo catalán no tardó en espabilar y abrió el marcador en el 27 de la mano de Lionel Messi. El argentino firmó una gran acción individual desde la banda, deshaciéndose de los defensas del conjunto húngaro y logró ganar una falta en el corazón del área, luego de que Kovacevic le derribara. Un penalti clarísimo que el crack azulgrana no perdonó.

El gol de Messi metió en el partido a los dirigidos por Ronald Koeman, que generaron ocasiones y tomaron el control total del partido. Ansu Fati fue el encargado de aumentar la ventaja de los culés en el ocaso del primer tiempo. Al minuto 42, el extremo español se asoció muy bien con Frenkie de Jong por banda izquierda. El holandés sirvió una delicia de balón para el canterano, que anotó así su segundo gol en Champions.

Tras el descanso, el Barcelona salió enchufado al terreno de juego y Coutinho fue el encargado de anotar el 3-0 a los cinco minutos del complemento. El brasileño rubricó una magnífica jugada que tuvo como protagonistas a Messi y a Ansu Fati. El argentino pasó el balón al canterano, que de tacón sirvió el gol en bandeja de plata a un Coutinho que la mandó a guardar.

A pesar del abultado resultado en el marcador, el Ferencvaros volvió a meter en apuros al Barça en el minuto 69, cuando Gerard Piqué fue expulsado tras un agarrón a Nguen, provocando así una pena máxima que no desaprovecharon los visitantes para achicar la diferencia. De hecho, tras el gol los húngaros crecieron en su juego y dominaron un poco más la pelota.

Sin embargo, el subidón anímico del Ferencvaros duró apenas unos minutos, antes de que el Barcelona volviera a marcar. Pedri firmó el 4-1 tras una gran jugada individual de Dembélé por la derecha, que dejó un pase atrás para el canario, que no tuvo dificultades para batir a Dibusz al minuto 82. Poco después llegaría el 5-1 final de la mano del delantero francés, que remató un balón servido por Messi en el corazón del área.

Buenas sensaciones de cara al Clásico

Lo mencionado al inicio, con la goleada al Ferencvaros el Barcelona recupera las buenas sensaciones del arranque de temporada tras un par de jornadas con más dudas que certezas, especialmente de cara al Clásico. Para destacar las actuacione de Ansu Fati, Coutinho, Messi y Trincao. El extremo portugués parece haberle comido la tostada a un Griezmann al que no se le extrañó esta noche. Dembélé también se volvió a reencontrar con su mejor versión dando una asistencia y anotando un gol, demostrándole a Koeman que es un futbolista a tener en cuenta. @mundiario