Goleada blanca para arrancar la segunda vuelta

Celebración Bale y Nacho
Celebración de Bale y Nacho. / Real Madrid

El Madrid goleó (7-1) sin inconvenientes al Deportivo de La Coruña para comenzar la segunda vuelta de la Liga con lo que le faltó en la primera… gol.

Goleada blanca para arrancar la segunda vuelta

Comenzó la segunda vuelta de la Liga y es otro Madrid. Siete goles para dejar claro que ahora los merengues vienen a por más. Tarde épica para Bale y Cristiano para sentenciar que siguen siendo determinantes dentro de la plantilla. Ambos galácticos terminaron con doblete. El galés se consolida como líder anotador del equipo.

Fue un partido que arrancó con susto. El Deportivo abrió el marcador y Adrián ponía a temblar al Bernabéu. Apenas 23 minutos y los gallegos hacían sufrir al Madrid, que se dejaba sorprender por un equipo que pasa por su peor momento de la temporada. Los blancos ya sentían la presión de seguir hundiéndose en la tabla y perder un puesto para la Champions de la venidera campaña.

El Madrid no rompió filas, nunca perdió el orden y en los siguientes nueve minutos se reordenaba en el campo para encausar un cotejo que no estaba por perdido. Nacho (32’) empezaba con el contraataque y la tranquilidad se le reflejaba a Zidane desde el banquillo.

Resumen del partido. / Youtube

 

Los blancos tomaban control del partido y de la cancha. Al Dépor solo le tocaba aguantar y esperar por otra oportunidad, pero ni lo uno ni lo otro llegó para los gallegos, que en el minuto 42 de la primera parte ya perdían el partido con el primer gol de Gareth Bale.

Con el 2-1, los merengues se transformaron y pasaron de simple dominador a protagonista principal de un juego que se encausó por una sola vía: el sendero de la goleada.

En el segundo tiempo, los blancos terminaron la masacre contra un equipo gallego que se perdió el resto del partido y que su defensa se hizo aguas ante el continuo ataque por parte de un Madrid que quería la mayor cantidad de goles posibles. Esta vez en el guión no estaba la posibilidad de perdonar.

Bale se hizo presente de nuevo en el marcador antes de que Lukas Modric anotara su primer gol tras casi dos años de sequía. Este domingo sirvió para que los jugadores blancos con vocación ofensiva aparecieran.

El Madrid no tuvo baches. Fue una apisonadora en todos los sentidos. Tras el tanto de Modric, era el turno de Cristiano y en menos de seis minutos ponía el quinto y sexto gol de la tarde para que Nacho cerrara la cuenta de una goleada inspiradora, de esas que dan por terminada una crisis futbolera. @mundiario

Goleada blanca para arrancar la segunda vuelta
Comentarios