El Gobierno galo es claro sobre Roland Garros: sin vacuna Djokovic no participa

Novak Djokovic, tenista. / Archivo.
Novak Djokovic, tenista. / Archivo.

Tras la polémica en Australia, el gobierno francés pone duras y claras reglas para evitar polémicas. Djokovic enfrenta sus horas más bajas cuando Lacoste “revisa” su posición antivacunas.

El Gobierno galo es claro sobre Roland Garros: sin vacuna Djokovic no participa

Días atrás el Gobierno de Francia había anunciado que permitiría que Novak Djokovic participara en el Roland Garros pese a no estar vacunado, pero viendo lo sucedido en Australia, parece que el gobierno de Emmanuel Macron no está para polémicas ni para alentar a los antivacunas por lo que ha anunciado que cualquiera que desee participa en el Grand Slam deberá estar vacunado, la regla aplica para los jugadores, sus equipos y el personal del torneo.

La rectificación llegó de la mano de la ministra de Deportes, Roxana Maracineanu, que anunció la decisión luego de que el Parlamento francés diera el visto bueno sobre el proyecto de ley que impondrá un certificado de vacunación para muchas actividades sociales como asistir a un restaurante, a un cine o a los grandes eventos deportivos.

A través de Twitter la ministra destacó que “desde que se promulgue la ley, será obligatorio para entrar en los espacios ya sometidos al pasaporte sanitario (estadios, teatros o salones) para el conjunto de los espectadores, de los practicantes, de los profesionales, franceses o extranjeros”. De igual forma, agradeció al movimiento deportivo sus acciones para continuar promoviendo las competiciones y el nuevo pasaporte sanitario “a nivel internacional”.

Su anuncio siguen la política del presidente Macron, quien ha sido sumamente duro contra los antivacunas. Las palabras de Maracineanu constatan visiblemente con lo que ella misma había afirmado el pasado 7 de enero, cuando se el consultó por la polémica entre Djokovic y Australia. Entonces afirmó que a los deportistas no vacunados se les expediría un certificado para poder participar en el Roland Garros. Entonces lo justificó afirmando que estas competiciones internacionales contaban con “protocolos obligatorios impuestos por las federaciones”, unas polémicas palabras que daban a entender que estas normas estaban por encima de las leyes francesas.

 

A diferencia de Australia, Francia no solicita un esquema de vacunación completa para ingresar al país, solo se puede mostrar un pasaporte sanitario que demuestre un PCR negativo en las últimas horas para poder ingresar. Sin embargo, con el nuevo proyecto de ley, se le exigirán a las personas estar vacunadas para poder entrar en restaurantes, bares, cines o grandes estadios deportivos, e incluso, para hacer uso del transporte público. Esta ha sido una de las medidas más fuertes de parte de Gobierno de Macron contra la pandemia.

De los ‘cuatro grandes’, Djokovic solo podrá participar en Wimbledon, si es que el gobierno británico no impone alguna norma dura que nuevamente le impida estar en el suelo inglés. De ocurrir esto, Djokovic no podrá completar los 21 títulos de su carrera, algo que esperaba lograr en el Abierto de Australia y así superar a sus mayores rivales.

Lacoste tiene en mira su contrato con Djokovic

El tenista no es uno de los más carismáticos ni queridos del circuito. Está muy lejos de la galantería que Roger Federer o de la simpatía de Rafael Nadal, por eso las marcas se le resisten a la hora de patrocinarlo. Según Forbes, el deportista alcanza los 30 millones de dólares en ganancias solo con sus patrocinantes (Peugeot, Lacoste, Hublot o Asics), una cifra inferior a los 50 millones que lograban obtener sus mencionados rivales en sus mejores años.

Ahora bien, el número uno del mundo ha visto como su imagen decae por el incidente en Australia, donde el gobierno lo tachó como una amenaza para la salud pública debido a su posición antivacuna. Djokovic no habla mucho de tema, se limita a decir que no quiere ser obligado a vacunarse. Aun así, su importancia en el mundo del deporte hace que los gobiernos teman que aliente los movimientos antivacunas.

Quizás también te interese:

Sin tregua para Djokovic: Australia investiga si mintió en su declaración de entrada

Djokovic admite saltarse la cuarentena y mentir al gobierno de Australia

Nadie está por encima de las reglas: Djokovic es deportado de Australia

Esta impopularidad ha logrado que Lacoste reconsidere su contrato con el tenista, dejando la posibilidad de dejar de ser su patrocinador. “Tan pronto como sea posible, nos pondremos en contacto con Novak Djokovic para revisar los eventos que han acompañado su presencia en Australia”, detalló la empresa a través de un comunicado presentado por CNN. “Les deseamos a todos un excelente torneo y agradecemos a los organizadores por todos sus esfuerzos para garantizar que el torneo se lleve a cabo en buenas condiciones para los jugadores, el personal y los espectadores”, manifiesta el texto.

Es obvio que Novak Djokovic se ha convertido en una figura incómoda en un mundo afectado por una pandemia que ha obligado a varios gobiernos a imponer medidas para todos. La vacuna contra el covid no es obligatoria, pero según muchos expertos si es necesaria. El tenista debe tomar decisiones importantes que determinará el futuro de su carrera.  @mundiario

El Gobierno galo es claro sobre Roland Garros: sin vacuna Djokovic no participa
Comentarios