El Girona pisa tierra y define su objetivo: "clasificarse para la Champions"

Equipo del Girona FC en su visita al Athletic Club de Bilbao. @girona
Equipo del Girona FC en su visita al Athletic Club de Bilbao. / @girona
El Girona FC perdió 3-2 ante el Athletic y quedó a seis puntos del líder, el Real Madrid, y a dos del tercer lugar que ocupa el FC Barcelona. El objetivo es entrar en Champions.
El Girona pisa tierra y define su objetivo: "clasificarse para la Champions"

Michel, técnico del revolucionario Girona FC, sumó su segunda derrota en fila está vez de 3-2 ante el Athletic Club de Bilbao y se sinceró en rueda de prensa. El objetivo del equipo es clasificarse a Champions, es decir, terminar entre los cuatro primeros de la tabla de LaLiga en medio del Real Madrid, FC Barcelona y el Atlético.

La derrota de este lunes ante el Athletic obliga al Giroga FC a mirar hacia abajo en la tabla porque la distancia con el Barcelona, tercero, se reduce ya a solo los dos puntos y con el Athletic, quinto, a siete. Es cierto que el bloque gerundense acabó en el área del conjunto vasco y tuvo ocasiones para empatar, pero los errores defensivos le condenaron.

Míchel, que vio el encuentro desde la grada por sanción, explicó tras el encuentro que: “teníamos previsto un partido muy complicado, con una presión muy buena del Athletic. Queríamos ser verticales y en la primera parte nos faltó ser profundos en los duelos. Tener posesión en zona 2 ante el Athleic no es crear peligro. En la segunda parte estuvimos bien, generamos ocasiones y cometimos errores que fueron sus goles. Partido complicado y disputado, con situaciones para los dos equipos y a nosotros nos faltó más profundidad cuando logramos dominar. Hay que seguir porque al equipo no se le puede pedir ganar siempre. Es justo reconocer el trabajo de los jugadores y estamos en disposición de continuar luchando por estar ahí arriba. Vamos a pelear por la Champions”.

Míchel quiso poner en valor el hecho de ser un equipo competitivo en San Mamés porque: “aquí ha sufrido todo el mundo. Los datos son buenos, generamos. Era un partido de golpes y debíamos darlos nosotros también. El Athletic es el equipo que más goles mete y solo preocuparnos de defender no nos iba a dar para sumar. En la fase ofensiva hicimos dos goles, pero quizás debimos finalizar más jugadas. Nos quedan 13 jornadas por delante y seguimos en una situación privilegiada. El Girona puede competir por estar entre los cuatro primeros”.

Los errores defensivos se acumularon en el Girona y el Athletic no perdonó. La presión en campo contrario del conjunto vasco superó a los de Míchel. Eso sí, si un futbolista falla, el técnico sale al paso y señala a todo el grupo. Esa es una de las claves de este Girona, el bloque: “Los errores individuales son del equipo. Tenemos una determinada manera de jugar y yo le pido a Aleix García salir con el balón jugado. Quizás sí pecamos de demasiado del pase atrás, como en el segundo gol, pero si queríamos ir hacia delante había que controlar el juego”.

Míchel dejó claro que se vio a un “Girona reconocible, con sus cosas buenas y sus cosas malas”. Y es que esto es el equipo gerundense, uno que siempre es fiel a su idea y estilo de juego: “Los jugadores han desarrollado el juego que planteamos. La forma de jugar es la que nos ha llevado estar ahí arriba y a luchar. No queremos perder eso y vamos a luchar para que los aciertos carguen más a nuestro favor que los errores. Me voy más preocupado porque en zona tres, en la primera mitad, pudimos generar más verticalidad y no lo hicimos. Quizás eso es en lo que hemos de seguir trabajando”.

Por último, el técnico quiso dejar claro que en la lucha por la Champions también deben incluir a equipos como Athletic, Real Sociedad y Betis. “Quedan 13 jornadas, muchos puntos. Quitando el Real Madrid, los demás equipos hemos de luchar por la Champions”. @mundiario

Comentarios