Buscar

MUNDIARIO

Gerard Piqué y las prioridades de un futbolista exitoso y millonario

El zaguero azulgrana a pesar de su carácter polémico que en muchas oportunidades le ha granjeado un buen número de críticas, se ha convertido gracias a su talento y visión empresarial en un personaje que siempre está en boga.
Gerard Piqué y las prioridades de un futbolista exitoso y millonario
Gerard Piqué. / RR SS
Gerard Piqué. / RR SS

Firma

Rafael Adolfo Vásquez

Rafael Adolfo Vásquez

El autor, RAFAEL ADOLFO VÁSQUEZ, es periodista, creador de contenidos multimedia, editor audiovisual y Community Manager. @mundiario

Gerard Piqué es uno de los grandes jugadores de los últimos veinte años del fútbol español. Su currículo profesional habla por cuenta propia, con 35 títulos en total entre clubes y selección española, que dan fe de que se habla de todo un referente y un ganador insaciable.

Recientemente fue premiado en la la octava edición de la Gala de les Estrelles del Futbol Catalá. En ese escenario el zaguero blaugrana aprovechó la oportunidad para recordarle al mundo del fútbol y en particular a sus detractores, que todavía tiene cuerda para un rato más porque como él mismo dice "mi prioridad es fútbol, fútbol y fútbol. Parece que pueda estar distraído con la Copa Davis, pero este premio es por todo lo que trabajé el año pasado y este año será igual".

A sus 32 años y en plena madurez deportiva y personal, Gerard Piqué sabe perfectamente que su vida dentro de los terrenos de juego tiene fecha de caducidad - tiene contrato hasta 2022-, que ha entendido la necesidad de ampliar su círculo influencia más allá de su faceta como atleta activo, pero a pesar de ello sigue teniendo ganas de mantenerse en la primera línea de su equipo sumando títulos colectivos y marcas individuales como los seiscientos partidos en clubes de primera división-actualmente tiene 559-.

Hombres como Piqué pertenecen a la especie de gladiadores que sin importar las circunstancias, se parten la cara literalmente por lo colores que defienden. No importa el dinero que ganen ni los premios que reciban, porque el éxito y los millones en su cuenta bancaria no cambian la esencia de lo que son, unos individuos con hambre constante de victoria. @mundiario