Buscar

MUNDIARIO

Gareth Bale y la victoria contundente del Real Madrid

En Balaídos el equipo dirigido por Zinedine Zidane consiguió sumar los primeros puntos en LaLiga, en un partido serio del conjunto gallego, que no supo aprovechar la ventaja numérica luego de la expulsión de Modric.
Gareth Bale y la victoria contundente del Real Madrid
Los jugadores del Real Madrid celebrando en Balaídos. / Instagram
Los jugadores del Real Madrid celebrando en Balaídos. / Instagram

Firma

Rafael Adolfo Vásquez

Rafael Adolfo Vásquez

El autor, RAFAEL ADOLFO VÁSQUEZ, es periodista, creador de contenidos multimedia, editor audiovisual y Community Manager. @mundiario

El Real Madrid contra todo pronóstico consiguió una plácida victoria en el estadio de Balaídos ante el Celta de Vigo 1-3. El equipo de Zidane consiguió mejorar sus prestaciones después de tormentosa fase de pretemporada, con un triunfo logrado con ráfagas de buen juego a pesar de algunos despistes en defensa que no capitalizó el equipo local.

No obstante la gran noticia no fue solo el resultado sino la alineación como titular de Gareth Bale, que no hace sino confirmar que Zidane no tiene ni la más remota idea acerca de lo que quiere tener en el terreno de juego. El británico tenía prácticamente los dos pies fuera del club y ahora sin Hazard se antoja como el único remedio para suplir al belga.

El técnico marsellés dijo en la conferencia de prensa que "parecía que se iba pero ahora está aquí con nosotros (...)ahora voy a contar con él como con los demás".

Viendo el partido en tierras gallegas, será mejor que cuanto antes cuente con el galés mejor. Bale fue de lo más destacado en el partido, no solo aportando en el ataque sino además se vio muy activo en labores defensivas. Su accionar mandó a Vinicius, que también comenzó de titular, a la banda derecha y cabe preguntarse ¿qué pasará cuando Hazard esté plenamente recuperado?

Lo cierto es que las sensaciones del Madrid jugando con el sistema 4-3-3 y 4-4-2 dejan el experimento con los tres defensores fuera de concurso, muy a pesar de las dudas generadas por los zagueros en este primer día de competición oficial.

Denis Suárez no dejó de increpar la zona protegida por Odriozola, que se vio incómodo durante todo el cotejo y generando múltiples lamentos por la ausencia de Dani Carvajal que no fue indultado para jugar este sábado.

Para destacar también el trabajo hecho por Marcelo. Más de un madridista se encomendaba a todos los santos de su preferencia, para que el brasilero viviera nuevamente una jornada brillante y el zurdo cumplió. Estuvo presente en los tres goles de su equipo y no brindó facilidades en defensa.

Benzema abrió la lata del partido en el minuto 12. De nuevo "El Gato" fue decisivo con un gol de 9 y haciendo las labores propias de un mediapunta que busca espacios para sus compañeros mejor posicionados. Asistió a Lucas Vázquez para el tercer tanto.

Hablando de goles, sin duda hay que hacer un espacio en el cerebro para procesar el proyectil que sacó de su botín Toni Kroos para poner el 0-2. ¿Será que la confianza ciega de Zidane sobre el alemán está dando sus frutos?

El internacional germano no tuvo su mejor tarde pero mostró algunas cosas de su amplio repertorio de pases. El gol le dará confianza para seguir mejorando sus prestaciones como también le servirá la experiencia en Vigo a Thibout Courtois. El gigante bajo los tres palos merengues fue decisivo con dos paradas meritorias que salvaron el pellejo a los suyos

Ahora queda por ver si lo que ocurrió en Balaídos fue un espejismo o es la confirmación de la vuelta de las buenas sensaciones del Real Madrid, para volver a ser competitivos en la competición de la regularidad. La siguiente parada será en el Santiago Bernabéu cuando reciban al Real Valladolid. @mundiario