El gallego David Vidal ficha por el Guadalajara y vuelve a sentarse en un banquillo

David Vidal, genio y figura, regresa a los banquillos. / RRSS
David Vidal, genio y figura, regresa a los banquillos. / RRSS

David Vidal ha sido uno de los entrenadores más singulares que ha dado el fútbol español. Con su vuelta a los banquillos recuperamos un artículo publicado en Fútbol Mundiario.

El gallego David Vidal ficha por el Guadalajara y vuelve a sentarse en un banquillo

Su vuelta a los banquillos, en este caso al del Guadalajara, es el momento perfecto para rescatar el artículo publicado en FÚTBOL MUNDIARIO por nuestro colaborador Jesús García Poncet el 23 de noviembre de 2014. Éste es el texto íntegro de dicho artículo:

Alrededor del mundo del fútbol hay algunos personajes (lo digo cariñosamente) que se empeñan en alejarse de los típicos tópicos del balompié profesional. Gracias a ellos, escuchamos a personas que dicen lo que sienten y lo expresan como lo hacemos la mayoría de los mortales. Aquellos a los que nunca les escucharemos tonterías del estilo de “tiró el penalti al palo corto”.

En cuanto a esta rara especie en vías de extinción, siempre he tenido especial debilidad por el entrenador gallego, David Vidal (conocido por muchos como O Mago de Portosín). Un tipo al que decir lo que piensa le ha podido impedir llegar a entrenar a equipos de superior categoría. Y eso que la carrera de Vidal como entrenador es muy extensa, pero quizás le faltó la oportunidad de entrenar a equipos que luchasen por “algo más” que su Logroñés, Cádiz, Murcia, Rayo, Las Palmas, Compostela…

Reconozco que cada vez que en algún programa de radio decían que contarían con su presencia intentaba escucharlo. Incluso una vez lo escuché en directo en el programa de José Antonio Abellán, El Tirachinas (creo que en el teatro Rosalía de Castro en A Coruña), no paré de reírme con él y su forma de contar las cosas. Amante del buceo, cuando Abellán trató de hacerle un guiño diciendo que a él también le gustaba y lo practicaba, le espetó un “¡tú qué coño vas a bucear!!! ¡si desde que estás aquí pareces una chimenea de lo que fumas!”, el teatro se vino abajo y durante unos veinte minutos no dejamos de reír sin parar hasta que se despidió.

David Vidal protagonizó episodios históricos en el Cádiz con otro crack del fútbol, como 'Mágico' González

Vidal tiene anécdotas divertidas para aburrir, sobre todo con el gran 'Mágico' González (jugador salvadoreño de los ochenta y principios de los noventa). Con David Vidal coincidió varios años en el Cádiz y el míster tuvo que ir a buscarlo en varias ocasiones a casa porqué desaparecía varios días de los entrenamientos “porqué le gustaba la vida placentera”. La que a mi entender define a los dos es aquella en la que David Vidal le dice que “lo voy a sacar los diez últimos minutos para que cobre la prima de 50.000 duros”, Mágico le respondió con una de sus perlas “no, no, Mister, estoy muy cansadito”.

Tampoco se arrugó con un joven Julen Lopetegui al que le espetó “¿Usted de dónde viene? - Del Real Madrid - Mentira, usted viene del Castilla”.

A Enrique Romero (ex del Valencia, Deportivo de la Coruña e internacional con la selección española), durante su etapa en el Logroñés, le hizo cambiar su nombre futbolístico de Enrique a Romero porque le haría falta para triunfar. El jugador debió de quedarse “tonto” pero lo cambió y la verdad es que triunfó (quizás hubiese triunfado igual pero…)

En su época en el Murcia, comentando las cualidades de su portero alemán cuando sacaba de portería dijo “le pega tan alta que la pelota cae con nieve”.

También fue muy sonada uno de sus comentarios realizados durante unas jornadas técnicas celebradas en Lorca, dirigidas a entrenadores de fútbol base, cuando le dijo a uno de los alumnos: "Si no le importa, tire entre los tres palos porque no es un portería de rugby".

Y… ¿a qué viene este artículo? Pues a que desde hace tiempo cada vez que escuchó, veo o leo una entrevista sobre fútbol, casi siempre me entra el sueño y cambio de cadena…

El gallego David Vidal ficha por el Guadalajara y vuelve a sentarse en un banquillo
Comentarios