Buscar

MUNDIARIO

En Francia ponen trabas para que el Madrid fiche a un galáctico

El Rennes ya ha manifestado que no tiene intenciones de vender a su perla, Camavinga. Los galos ha rechazado la oferta de € 80M de los merengues.

En Francia ponen trabas para que el Madrid fiche a un galáctico
Eduardo Camavinga, jugador francés. / RRSS
Eduardo Camavinga, jugador francés. / RRSS

Firma

Manolo Portillo

Manolo Portillo

El autor, MANOLO PORTILLO, colaborador de MUNDIARIO, es periodista y redactor de contenido con más de 18 años de experiencia en periódicos digitales, agencias publicitarias y marketing digital de España y Latinoamérica. @mundiario

Florentino se ha encontrado su primer portazo del verano. El presidente blanco ha recibido un rotundo no por parte del Rennes, quienes no están dispuestos a ceder a uno de sus mejores jugadores y el activo más seguido en las últimas semanas, se trata de Camavinga que por ahora, al parecer, se quedará con las ganas de vestir de blanco.

 Florian Maurice, director deportivo del Rennes, ya ha dado la noticia, que por cierto no agradó nada a la directiva del Madrid, la cual ya tenía el dinero del traspaso tras la venta de Anchraf Hakimi al Inter por unos 40 millones de euros, pero el club francés no está ni meramente interesado en la venta del mediocentro, pues considera que no tendrá progresión en el club blanco, ya que todos sus talentos jóvenes no ven minutos y terminan cedidos tal es el ejemplo de Kubo, Odeagaard, Vallejo entre otros.

"La salida de Camavinga no se ha hablado. No ha habido nunca un interés real. Desde mi llegada, tenía claro que la haríamos con Camavinga en el proyecto. ¿Si el Real Madrid ofrece 80 millonnes como se dice por él? La respuesta es no. Queremos seguir con él para que siga evolucionando en el Stade Rennais", enfatizó el directivo a un medio galo.

El Madrid esperaba contar con la promesa del fútbol francés para este verano pero ante la rotunda negativa de la directiva del Rennes deberán modificar la estrategia y presionar de dos vías. La primera es aumentar la propuesta económica y subir la oferta cercana a los 100 “kilos”, la segunda sería motivar al propio jugador a que presione  su salida para que su equipo se vea en la obligación de venderle.

Conociendo a Florentino, el presidente blanco no se quedará de los brazos cruzados y exprimirá todas las posibilidades para lograr el pase de uno de los jugadores con mayor futuro en los últimos 15 años.  @Mundiario