¡Francia, nuevo campeón del mundo!

Selección francesa. / RRSS.
Selección francesa. / RRSS.

El Mundial de Rusia 2018 es de Francia. La selección francesa se quedó con el título de campeona del mundo, tras vencer 4-2 a Croacia en un auténtico partidazo que estuvo a la altura de las expectativas. El Olímpico de Luzhnikí albergó el que, quizá, ha sido le mejor final de las últimas 3 citas mundialistas.

¡Francia, nuevo campeón del mundo!

El Mundial de Rusia 2018 es de Francia. La selección francesa se quedó con el título de campeona del mundo, tras vencer 4-2 a Croacia en un auténtico partidazo que estuvo a la altura de las expectativas. Con goles de Griezmann, Mbappé, Pogba y un autogol de Mandzukic, el combinado galo despachó a los balcánicos, que al final se quedaron sin piernas. El Olímpico de Luzhnikí albergó el que, quizá, ha sido le mejor final de las últimas 3 citas mundialistas. Repasemos lo mejor de este apasionante duelo.

Croacia salió a morder desde el primer segundo. Los dirigidos por Zlatko Dalic, asumieron las riendas del partido en los primeros minutos y tuvieron las primeras aproximaciones al área rival, aunque no generó ocasiones claras de gol. Francia, por su parte, esperó replegada de mitad de cancha hacia atrás. La primera llegada de los galos fue cerca del primer cuarto de hora del compromiso, pero derivó en un saque de puerta para Subasic.

El ímpetu de los croatas se fue apagando, mientras que los franceses se asentaron mejor en el terreno de juego y fueron estos quienes abrieron el marcador (casi sin querer), al minuto 18. El primer gol del encuentro, llegó tras una falta de Marcelo Brozović contra Antoine Griezmann.

El delantero del Atlético de Madrid sirvió el balón al corazón del área y Mario Mandzukic lo peinó hacia su propia portería, sorprendiendo a un Subasic que nada pudo hacer para evitar que se colara el esférico. El gol llegó en el mejor momento del combinado balcánico y animó al conjunto de Didier Deschamps.

Los siguientes 20 minutos del duelo fueron totalmente electrizantes. Croacia logró espabilar y anotó el gol de la igualdad, al 28', a través de Ivan Perisic. El flamante carrilero del Inter de Milán cazó un balón suelto en la frontal del área, controló con su pierna derecho y conectó un auténtico zurdazo imparable para Hugo Lloris.

Al minuto 38, los galos retomaron la ventaja en el compromiso, desde los doce pasos. Antoine Griezmann sirvió un saque de esquina que Matuidi peinó y Perisic alcanzó a rozar con su mano izquierda. El VAR sentenció la pena máxima. El ariete colchonero fue el encargado de ejecutar el penal, con una definición perfecta que engañó a Subasic.

 En la segunda mitad, Croacia salió más enchufada y dominó los primeros compases. Sin embargo, el tema físico (jugó 3 prórrogas consecutivas) le pasó factura con el pasar de los minutos. Francia supo aprovechar este bajón de los balcánicos para dar un doble golpe sobre la mesa. El primero de ellos, a cargo de Paul Pogba. Al 59', el centrocampista del Manchester United, selló una contra letal con un remate colocado a la derecha de Subasic.

El 4-1 lo anotó el niño maravilla, Kylian Mbappé, al minuto 65. El talentoso delantero del París Saint-Germain, que fue un auténtico dolor de cabeza para los croatas, desenfundó un remate raso desde la frontal del área que pasó por debajo de las piernas y, nuevamente, dejó paralizado a Subasic.

Cuatro minutos después, Lloris protagonizó, sin duda, el 'blooper' del Mundial. El guardameta del Tottenham se confió en exceso, intentó regatear a Mandzukic y el delantero balcánico tocó el balón para enviarlo a la red. Un error de concentración insólito, que supuso el 4-2 y el renacer de las esperanzas croatas.

En ningún momento Croacia bajó los brazos, motivados por bordar la primera estrella en su escudo; pero, como dijimos, el cansancio en las piernas comenzó a sentirse y provocó que estos no fuesen tan precisos. Los balcánicos insistieron hasta el final, aunque no les alcanzó.

Francia conquistó el segundo Mundial en su historia, tras el logrado en el 98' con aquella generación de oro liderada por Zinedine Zidane y que, ahora, 20 años después, una nueva es comandada por Griezmann y secundada por Kylian Mbappé. Sin duda, la escuadra francesa tiene aún mucho fútbol para dar y ya apunta a la Eurocopa del 2020@mundiario

 

¡Francia, nuevo campeón del mundo!
Comentarios