Buscar
loading...

Florentino da el golpe definitivo al marketing de La Masía con la llegada de Zidane

Las grandes victorias de Zidane pueden dar continuidad a las grandes promesas españolas que Florentino ha traído y acabar definitivamente con el fraude sobrevalorado de la Masía.

Florentino da el golpe definitivo al marketing de La Masía con la llegada de Zidane
Lucas Vazquez y el futuro balón de oro: Jesé. / RRSS
Lucas Vazquez y el futuro balón de oro: Jesé. / RRSS

Firma

Daniela Z.

Daniela Z.

Madridista antes que futbolera. Los lemas que guían mi vida son #HalaMadrid y #LaUndecima. El espíritu de Juanito me señala el camino. Tuiteo desde @DaniTheZ

Florentino es un hombre de palabra. La promesa del presidente blanco de españolizar y rejuvenecer el Real Madrid es un hecho que se consuma, a la vez que los fracasos de la cantera del Barcelona se arrastran por equipos de todo el mundo en una decadencia profunda que se pone de manifiesto en el lamentable estado de su segundo equipo.

Jesé, Lucas Vázquez, Casilla, Yáñez, Carvajal, Nacho, Isco, y Arbeloa más el gran Sergio Ramos, histórico autor del gol de la décima en un elenco que complementado con la BBC, podría batir fácilmente a cualquier equipo de Europa sin despeinarse. Si el Real Madrid sigue cosechando escandalosas victorias por donde quiera que va, Zizou podrá darles minutos para que se curtan en pequeñas contiendas antes de luchar en grandes batallas. A todos ellos hemos de sumar la llegada el año próximo de Marco Asensio, del que Zidane espera casi tan grandes cosas como todos esperamos de sus hijos, ya familia adoptiva del madridismo. Imagínense el Madrid en unos años con Zidane en el banquillo, y sus tres zetitas en el campo. Es como un orgasmo, pero más largo. La Z infinita.

Por otro lado, la Masía se ve sumida en una crisis que no se recuerda. Los jugadores españoles del Barcelona van perdiendo protagonismo en el primer equipo - horrible partido de Iniesta ante el Atletico de Madrid - y no se atisban recambios más allá de Munir, Sandro y un coreano de nombre impronunciable que lleva año y medio sin jugar debido a las irregularidades en la contratación de menores que tan justamente sancionó la FIFA con el apoyo final del TAS. El resto, jóvenes sobrevalorados que saltan de equipo en equipo cada tres meses como Deulofeu, Bojan, Montoya, Suárez o Marc Crosas y demás caterva de tuercebotas. El sueño de la cantera y la tan manida Masía que nos han vendido a todos a fuerza de repetición en las últimas décadas se reduce a Jordi Alba corriendo como un pollo sin cabeza, Piqué tuiteando en los descansos, e Iniesta en un proceso de perdida de juego que avanza casi a la misma velocidad que su alopecia.

Se atisba un horizonte blanco a corto/medio plazo, un Madrid con una futuro garantizado, un futuro con F de Florentino, que si es capaz de conseguir que Morata vuelva a vestir de puro albo merecería ser directamente investido como presidente vitalicio. @DaniTheZ