El fichaje más caro de la Premier League no demuestra su valor

Jack Grealish atraviesa un bajón importante en su rendimiento con el City. /  Fichajes.com
Jack Grealish atraviesa un bajón importante en su rendimiento con el City. / Fichajes.com
Se trata Jack Grealish, quien ha visto disminuido su rendimiento desde que llegó al Manchester City, pero su rendimiento con los ciudadanos dista de su mejor versión.
El fichaje más caro de la Premier League no demuestra su valor

Jack Grealish no está viviendo ni de asomo el inicio de temporada soñado que todos esperaban en el Manchester City. El fichaje más caro de la historia del conjunto ciudadano, no es ni la sombra de aquel futbolista que maravilló a la Premier League en el Aston Villa, cuyo excepcional rendimiento le sirvió para dar el salto hacia las convocatorias del seleccionado inglés porque encandiló a Gareth Southgate, pero las cosas desde la campaña anterior no han sido iguales y desde que cambió de club, lo único destacable es su irregularidad.

Guardiola lo ha respaldado públicamente y lo utiliza a menudo, pero el desequilibrio, su agudo sentido de la anticipación que le servía en el pasado para darle asistencias de lujo a sus compañeros han pasado a mejor vida. Vive de algunas virguerías y poco más.

El protagonismo de Grealish está focalizado en los problemas con otros futbolistas dentro del campo, tal como ocurrió durante la pretemporada cuando casi llega a las manos con Guillermo Ochoa en el encuentro contra el América de México en la gira estadounidense.

El talentoso centrocampista ofensivo no solo tiene la difícil labor de mejorar los números que consiguió durante la temporada anterior de 6 tantos y 4 asistencias en 39 encuentros oficiales entre la Premier, el resto de los torneos ingleses y en la Champions League. Justamente en el torneo continental también se echó en falta el brillo de antaño que le caracterizaba,  porque obviando lo sucedido en el Santiago Bernabéu, en la semifinales, poco o nada aportó.

461 minutos en total sobre los terrenos en los campos europeos lo que es igual a 7 partidos en los que apenas anotó un gol y regaló una asistencia. Son unos números muy pobres para el futbolista inglés más caro de toda la historia. Quizás esa etiqueta es lo que perjudica a Grealish, porque la losa de los 117,5 millones de euros puede estar pesando más de lo debido,sobre todo para un jugador que está llamado a ser más importante de lo que se ha mostrado hasta ahora. @mundiario

El fichaje más caro de la Premier League no demuestra su valor
Comentarios