Buscar

MUNDIARIO

Festín culé y una copa a la consistencia

El Barcelona conquistó de nuevo la Copa del Rey tras vencer 0-5 al Sevilla que no pudo parar a un club que jugó casi a la perfección. Primer título de Valverde en la temporada.

Festín culé y una copa a la consistencia
Iniesta levanta la Copa en presencia del Rey./ RRSS
Iniesta levanta la Copa en presencia del Rey./ RRSS

Si Messi y Suárez se junta es muy complicado vencer al Barcelona. Esta tarde en Madrid la dupla culé se juntó para darle el primer título al Barcelona y ha premiado la contundencia y consistencia de un equipo que solo vio la derrota en una oportunidad en esta competición. El título sirve no solo para celebrar también para despejar la mente y esclarecer el camino vía la consagración en la Liga.

Los blaugranes dejaron claro que iban por una Copa que siempre tiene morbo cuando ellos están presentes. Claro ha sido el dominio. El Sevilla no aguantó tanto buen juego catalán. Los de Valverde supieron interpretar lo que quería el míter y desde el primer momento se iba palpitando de lo que sería el partido.

Resumen del partido. / Youtube

 

Los hispalenses solo aguantaron 14 minutos. Ese fue el tiempo que precisó Luis Suárez para abrir la pizarra y el partido. Un cuarto de hora fue lo duró el aguante de los andaluces, el  resto del cotejo se fue a un bando.

Messi quería ser parte de la carnicería y en la fracción 31 ponía el 0-3 para que  el primer tiempo se fuera en una sola dirección y el partido no iba a cambiar de forma.

Es la cuarta copa consecutiva para los catalanes que han dominado el torneo a lo largo de la historia. Iniesta logró despedirse del mismo, con un tanto que será recordado por largo rato. Coutinho cerró la cuenta con penal en el 64.

Valverde se estrena con título. La copa es un premio justo a la gran forma que ha manejado al equipo. Transformó a un Barça que se iba a la deriva el año pasado. @mundiario