Los fanáticos merengues siguen haciendo el ridículo en su largo camino al Nadaplete

Real Madrid en Alemania. / RRSS
Tercero contra octavo, ¿Champions o Intertoto?. / RRSS

Los madridistas han pasado de  hacer pancartas ofensivas dedicadas al rival de su  ciudad, a llorar junto a ellos para desprestigiar los triunfos del  Barcelona.

Los fanáticos merengues siguen haciendo el ridículo en su largo camino al Nadaplete

El partido del Barcelona-Atletico se vio opacado por un acto infantil del 'Niño' Torres, quien se autoexpulsó  tras haber anotado un gol que bien pudo haber complicado más al Barcelona, ya que para remontar tenía que lidiar con la dura defensa del Atletico de Madrid. Al acabar ese tenso partido, los madridistas se unieron a sus rivales en el lloriqueo intentando justificar un resultado más que justo, e incluso corto.

Realmente estos fanáticos dan pena y cada día hacen más chiste; si bien los aficionados colchoneros tenían su derecho,  ya que el que jugada era su equipo, fueron apoyados por parte de los madridistas a los que el karma les cayó bien rápido, ya que al día siguiente fueron a hacer el ridículo a Alemania contra el octavo clasificado de la Bundesliga.

El Madrid, quien según sus seguidores tiene al mejor entrenador del mundo, está siendo un serio candidato para llevarse el Nadaplete; eliminados de la Copa del Rey y terceros en la Liga de dos, ahora se acaban de comer un 2 a 0 en contra en Alemania contra un Wolfsburgo que no sabemos si estará en la próxima Champions, ya que está muy lejos de Europa en la competición alemana.

Después de estar un año en el hoyo de la vergüenza, los merengones lograron salir el domingo para burlarse de los aficionados culés por una victoria en el Camp Nou que cortó su tremenda racha invicta, tras la cual dijeron que eran los mejores y ratificaban a Zidane como el inventor del fútbol moderno. Algunos incluso llegaron a pedir que Messi devolviera el balón de Oro y se lo dieran a Cristiano. Pero solamente tres días les ha durado su euforia. Debe ser triste estar en los zapatos de estos fanáticos que hablaron de más en el día del clásico y que ya se sentían semifinalistas de la Champions.

“En el Bernabéu seguro que disfrutaremos de show de actuación y veremos si los árbitros hacen su trabajo o son simples espectadores de su película.”

 

Igual en la Champions nada está perdido para los madridistas, y a base de generar polémica pueden remontar, ya que con las agresiones impunes de Kroos y Marcelo, más los berrinches de Cristiano, seguro que los árbitros les dejaran actuar con total impunidad en el Bernabéu. Futbolísticamente no cuentas con argumentos suficientes, y se vio contra el Barcelona en el clásico, donde fue un golpe de suerte aprovechando que los jugadores claves azulgranas no estaban en su totalidad enchufados debido a las fechas FIFA, ya que les tocó viajar de un continente a otro; a ello se sumó a la milagrosa recuperación que tuvo Sergio Ramos, todo un privilegiado en recibir ese tipo de milagros de Nuestro Señor.

Pero a lo mejor un Wolfsburgo que prácticamente no tiene posibilidades en Liga juega el partido de su historia, para tratar de pasar a semifinales siendo el equipo revelación esta temporada, y si el sorteo le favorece como a los blancos hasta podrían plantarse en la final. De momento la presión es para el Real Madrid. @patosamperio

Los fanáticos merengues siguen haciendo el ridículo en su largo camino al Nadaplete
Comentarios