Buscar

MUNDIARIO

La falta de información condiciona el futuro del Deportivo, en crisis y descabezado

Si el Deportivo de La Coruña no asciende esta temporada, lo cual parece cada día que pasa más complicado, la próxima campaña será uno más de la Segunda División, ya que no tendrá el plus de los ingresos por el descenso que garantiza LaLiga.

La falta de información condiciona el futuro del Deportivo, en crisis y descabezado
Augusto César Lendoiro y Tino Fernández.
Augusto César Lendoiro y Tino Fernández.

Firma

Redacción

Redacción

Análisis de la Redacción de MUNDIARIO. Síguenos en Twitter @mundiario

La falta de transparencia del Deportivo de La Coruña impide conocer, con detalle, cuál es su situación real tras el anuncio del consejo de administración que preside Tino Fernández de que propiciará el nombramiento de un nuevo equipo de gobierno en una junta general sin fecha.

En principio, Tino Fernández, Daniel Ramos, Martín Pita, Juan José Jaén, Enrique Calvete y Ramón Piña renuncian a sus cargos para que entre un nuevo equipo de gobierno, pero no argumentan su marcha ni aclaran sus planes de futuro. El presidente, que podría estar preparando un viaje de cierto alcance, todavía no ha dado explicaciones.

Los actuales gestores quedan en sus puestos pero ya no podrán tomar decisiones estratégicas sobre el futuro de la plantilla y del equipo técnico; es decir, no podrán fichar ni adoptar otras medidas de alcance que en el fútbol suelen estudiarse y perfilarse precisamente en estos meses.

Otros posibles candidatos a ocupar el puesto de Tino Fernández carecen en este contexto de información de lo que ocurre realmente en el Deportivo de La Coruña. Solo hay filtraciones pero no información oficial.

Si el Deportivo de La Coruña no asciende esta temporada, lo cual parece cada día que pasa más complicado, la próxima campaña será uno más de la Segunda División, ya que no tendrá el plus de los ingresos por el descenso que garantiza LaLiga. Ese privilegio del que goza esta temporada lo tendrán solo los tres que bajen este año de Primera a Segunda.

A la crisis deportiva, producto de la errática planificación de Tino Fernández y de su director deportivo, Carmelo del Pozo, se suma la crisis social, con una afición dividida entre quienes todavía apoyan a Tino Fernández, aquellos que añoran a Augusto César Lendoiro y quienes abanderan un tiempo nuevo ajeno a los dos últimos presidentes. Un triste balance para Tino Fernández salvo que un milagro lo salve. @mundiario