Buscar

MUNDIARIO

A falta de Cristiano está Bale y Benzema

El Madrid no se dejó sorprender por un Leganés apático (4-1) y lo derrotó sin complicaciones. Ya Lopetegui tiene su delantero, pero la dupla de galácticos está cumpliendo.

A falta de Cristiano está Bale y Benzema
Karim Benzema. / RRSS
Karim Benzema. / RRSS

Firma

Manolo Portillo

Manolo Portillo

El autor, MANOLO PORTILLO, colaborador de MUNDIARIO, es periodista y redactor de contenido con más de 18 años de experiencia en periódicos digitales, agencias publicitarias y marketing digital de España y Latinoamérica. @mundiario

Un Madrid distinto, pero igual de letal. Este equipo de clase media es funcional. Ya no es el onceno de las luminarias, pero igual  su plantilla es para envidiar.  Sin tantas escarchas y con más efectividad los blancos lograron la tercera victoria de la temporada, un triunfo que va consolidando el proyecto de Lopetegui con un Bale inspiradísimo que sirve como líder absoluto.

Pero no todo el protagonismo es para Bale. Benzema está respondiendo a lo que se le impusiera. El francés es el ‘9’ que ha necesitado el Madrid desde siempre. No sé si por la falta de Cristiano en el equipo, el ariete francés se ha dedicado más a ser un centro atacante, pues ya no tiene el peso en hombros de hacer brillar a Cristiano.

Este Madrid es menos preciosista. Es cierto que toca y toca, pero se está convirtiendo en una máquina pragmática que solo busca un resultado. Por ahora las cosas funcionan y si  funcionan solo hay que dejar que fluyan.

Fue un monólogo blanco donde el VAR estuvo presente. La novedad tecnológica impuesta por la FIFA le concedió al Leganés poder emparejar las acciones por 21 minutos. Si fue penal o no eso es criterio del árbitro, pero Casemiro si pecó de tonto en el área; esa pierna la dejó mal puesta y ese pequeño detalle ni las cámaras del Bernabéu lo dejaron por alto.

Lopetegui se afianza y con él su proyecto. A Florentino le está resultado la apuesta. Ya no quiere un equipo de luminarias. Solo quiere seguir siendo campeón con una clase media que va poniendo el corazón y las ganas de seguir siendo una piña, toda una familia.  @mundiario