Entre el fútbol y pornografía: fallece la pareja de Oliver Spedding

Sophie Anderson (la rubia) y Oliver Spedding. / Instagram
Sophie Anderson (la rubia) y Oliver Spedding. / Instagram
Spedding se volvió famoso cuando su historia salió a la luz. Abandonó el mundo del fútbol para incursionar en el cine para adultos. El exfutbolista falleció el pasado 17 de noviembre.
Entre el fútbol y pornografía: fallece la pareja de Oliver Spedding

Falleció la actriz Sophie Anderson, pareja del célebre exfutbolista Oliver Spedding, quien abandonó su carrera para incursionar en el cine para adultos. La artista, de 36 años y toda una celebridad en el género de cintas XXX, fue encontrada sin vida, según informó The Sun. Aunque aún no se tiene certeza sobre las causas que provocaron su inesperado fallecimiento. Según el rotativo británico, Anderson no pasaba por un buen momento personal, al margen de la muerte de Spedding, ya que estaba sufriendo una serie de achaques físicos que ponían en riesgo su participación en diversas producciones.

Sophie Anderson es recordada por ser, junto a Rebecca Jones, una de las duplas más icónicas de la comunidad LGTBIQ+, como lo explica la publicación Shangay. Jones utilizó sus redes sociales para expresar el dolor por la reciente pérdida de su colega. "Esto es tan trágico, pero sé que ahora estás en paz. Siempre te amaré y guardaré un lugar especial en mi corazón".

El dúo se separó en 2021 después de un conflicto que protagonizaron en las redes sociales. A pesar de esos problemas, Jones no ha dudado en encabezar los homenajes que rinden tributo a la figura de Anderson.

¿Estaba arrepentido Spedding por el cambio?

Oliver Spedding, que alguna vez vistió la camiseta de equipos de gran renombre como el Crystal Palace, decidió abandonar su identidad real para transformarse en Damian Oliver y adentrarse así en la industria del cine para adultos. Aunque experimentó un éxito inicial, su incursión en este ámbito no se tradujo en las ganancias económicas esperadas, como él mismo lo recordó durante su visita al pódcast Anything Goes de James English: "Cuando estaba en el Crystal Palace, sí me hubiese quedado con ellos. Habría ganado más jugando al fútbol. Ser una estrella del porno no es tan bueno como piensa la gente".

El exfutbolista explicó su decepción cuando recibió su primer pago por su trabajo, que ascendió a tan solo 170 euros. A pesar de tener otras opciones, además de decantarse por la vía del cine para adultos. "No es tan bueno como la gente piensa", y finalizó afirmando que aquella primera vez "fue aterrador".

Comentarios