Buscar

MUNDIARIO

Con un Monumental repleto, River eliminó a Boca y jugará la final de la Copa Sudamericana

En la instancia de semifinales Boca cayó 1-0 ante River quedando eliminado de la Copa Total Sudamericana 2014. Leonardo Pisculichi marcó el único gol del partido jugado en el Monumental.

 

Con un Monumental repleto, River eliminó a Boca y jugará la final de la Copa Sudamericana
River Plate elimina a Boca gracias a la magia de Leonardo Pisculichi, quien acarició la pelota con su zurda clavándola junto al poste, dejando totalmente parado al guardameta  boquense Agustín Orion.
River Plate elimina a Boca gracias a la magia de Leonardo Pisculichi, quien acarició la pelota con su zurda clavándola junto al poste, dejando totalmente parado al guardameta boquense Agustín Orion.

En la instancia de semifinales Boca cayó 1-0 ante River quedando eliminado de la Copa Total Sudamericana 2014. Leonardo Pisculichi marcó el único gol del partido jugado en el Monumental.

Finalmente, y después de una larga semana donde se escucharon diferentes opiniones, la semifinal fue para River Plate. A pesar que los días previos fueron sumamente tristes para el club de Núñez, por los incidentes entre sus simpatizantes y la pérdida de la mamá de su Técnico, parece que todo conspiró a su favor, obteniendo un resultado favorable. Esta vez el equipo de Marcelo Gallardo vivió una noche anhelada en su propio Estadio al eliminar, y en semifinales, de la Copa Total Sudamericana a su eterno rival. Esta jornada futbolística, que se asemejó más a una final, se vivió en todos los ámbitos con gran intensidad, muy propia del fútbol argentino, en donde con un verdadero golazo de Leo Pisculichi el Millonario logra este triunfo que lo deja en la serie decisiva ante Atlético Nacional de Medellín.

El Estadio Monumental fue una verdadera fiesta, con una noche donde todos los hinchas y jugadores de River llegaron al desahogo, festejo interminable y  emociones encontradas. El “Más Grande”, como lo definen sus fanáticos, se llevó todos los festejos demostrando, nuevamente, frente al durísimo Boca Juniors que son mejores, como ha sido durante todo este 2014. Este equipo de Marcelo Gallardo dejó entrever que está para pasar a la historia. Era una llave complicada, pero poniendo, metiendo, jugando y con sacrificio lograron pasar a la final.

El Millonario construyó este triunfo desde el inicio, porque pese a que a tan solo 30 segundos del primer tiempo se encontró con un penal impensado, que Emmanuel Gigliotti  malogra por la astucia del talentoso arquero Marcelo Barovero, que lo hizo tomar impulso y tras una increíble jugada de varios rebotes terminó en la red gracias a la magia de Leonardo Pisculichi, quien acarició la pelota con su zurda clavándola junto al poste, dejando totalmente parado al guardameta  boquense Agustín Orion. En el segundo tiempo River lo tuvo varias veces para liquidarlo, inclusive en los pies del delantero Fernando Cavenaghi, quien vuelve de una lesión, sin  embargo el sufrimiento fue hasta el final.

Por otra parte, es de destacar  que al conductor  Millonario se lo vio sumamente emocionado al recibir un fuerte abrazo, en el momento del golazo de Piscu, de sus dirigidos, el que se extendió a cada uno de los riverplatenses que colmaron el Estadio Monumental y a los que lo sufrieron frente al televisor a lo largo y ancho de toda la Argentina.

Para el Millonario no es momento de festejos; el domingo se viene otra final contra Banfield, esta vez por el torneo argentino, que a dos fechas de finalizar aún tiene chances matemáticas de lograr el bicampeonato. A su vez, el miércoles 03 de diciembre se disputará la primera final en Medellín donde los riverplatenses buscarán festejar a lo River, como tiene que ser, como manda su historia.

River Plate: Marcelo Barovero; Gabriel Mercado, Germán Pezzella, Ramiro Funes Mori, Leonel Vangioni; Carlos Sánchez, Leonardo Ponzio, Ariel Rojas; Leonardo Pisculichi; Rodrigo Mora y Teófilo Gutiérrez. DT: Marcelo Gallardo. Suplentes: Julio Chiarini, Emanuel Mammana, Ezequiel Cirigliano, Augusto Solari, Sebastián Driussi, Giovanni Simeone y Fernando Cavenaghi. Cambios: Solari por Pisculichi, Cavenaghi por Mora.
Boca Juniors: Agustín Orion; Leandro Marín, Daniel Díaz, Juan Forlin, Nicolás Colazo; César Meli, Cristian Erbes, Fernando Gago, Federico Carrizo; Jonathan Calleri y Emmanuel Gigliotti. DT: Rodolfo Arruabarrena. Suplentes: Emanuel Trípodi, Claudio Pérez, Emiliano Insúa, Andrés Cubas, José Fuenzalida, Gonzalo Castellani y Andrés Chávez. Cambios: Fuenzalida por Gago, Chávez por Fuenzalida, Castellani por Erbes.
Árbitro: Germán Delfino. Asistente 1: Hernán Maidana. Asistente 2: Iván Núñez. Amonestados en ambos equipos: Mercado, Ponzio, Vangioni y Rojas en River; Forlin, Fuenzalida, Díaz, Carrizo y Chávez en Boca. Expulsados: Daniel Díaz en Boca Juniors.
Fuente: Departamento de Prensa del Club Atlético River Plate.