España y su solidez pueden dar la campanada en el Mundial de Qatar 2022

Los jugadores de la selección española, saludando al público de La Rosaleda. / @SeFutbol
Los jugadores de la selección española, saludando al público de La Rosaleda. / @SeFutbol
Luis Enrique tiene que tomar una serie de decisiones, que servirán para que la selección de el salto definitivo, para imponerse en la cita mundialista.
España y su solidez pueden dar la campanada en el Mundial de Qatar 2022

Después de los partidos de la Nations League los españoles se preguntan si la selección tiene suficiente material para ganar el torneo, pero también si son capaces de alcanzar la gloria como en el Mundial de 2010. A diferencia de la legendaria plantilla de aquel año, ahora mismo España no cuenta con individualidades del calado de Iker Casillas, Xavi, Iniesta o David Villa, pero lo que Luis Enrique pretende es crear un grupo sólido que pueda salir adelante, sin necesidad de grandes figuras de relumbrón.

Gavi está llamado a ser uno de los mejores futbolistas españoles de la próxima década, pero hay que ser justos, porque el andaluz no puede ser el que tire del carro para convertir a España en candidata a los grandes títulos, a pesar de su incuestionable talento.

Sin embargo, cuando el oriundo de Los Palacios se junta con Pedri, la cosa pinta muy bien, y mejorará mucho más si el asturiano coloca a Marcos Llorente en el lugar donde más rinde, y no de lateral derecho para que pase al olvido. La selección sería intratable con todos ellos en el terreno, muy bien liderados por el incombustible Sergio Busquets, el 5 que juega como diez como lo explicó en su momento Juan Román Riquelme.

Arriba está Álvaro Morata, que presiona tanto ataque como en defensa, y aunque los goles no están siempre en sus estadísticas, su trabajo es muy apreciado por el seleccionador. Pablo Sarabia sabrá esperar su momento, y ya demostró en los últimos dos juegos, ante Suiza y la República Checa, que el oportunismo está en sus botas.

Marco Asensio también podría aportar lo suyo a la ofensiva. La verticalidad que mostró ante los checos y su conocido disparo de media y larga distancia, lo podrían convertir en un complemento perfecto para aprovechar los espacios que genera el atacante colchonero. Si el balear sigue así, seguramente conseguirá el contrato que tanto anhela, en el Real Madrid o en algún otro club.

No se pretende dar lecciones de fútbol a Luis Enrique desde estas líneas, pero es evidente que España tiene material para plantarle cara a los favoritos del Mundial de Qatar, siempre y cuando Luis Enrique aproveche a las piezas con las que cuenta, colocándolas en el mejor lugar para sacar el máximo provecho a sus habilidades.

Un sistema 4-4-2 o un 4-3-3

Carlo Ancelotti ganó su cuarta Champions League, porque tomó una decisión fundamental en la final. Jugaba con Rodrygo lo hacía con Fede Valverde. Se decidió por el uruguayo y ya se sabe cómo terminó todo. Lo mismo ocurrió con Zidane en el año de su doblete: ¿Bale o Isco? El andaluz saltó al césped de Cardiff para apuntalar la medular ante la Juventus

El triángulo mágico compuesto por Busquets, Pedri y Gavi necesitaría un cuarto hombre para imponer su ley en el centro del terreno. Puede ser el mencionado Llorente, podría utilizar a Asensio un poco más retrasado o que Carlos Soler entre en escena, pero da la sensación que un 4-3-3, le resta poderío a los españoles. @mundiario

España y su solidez pueden dar la campanada en el Mundial de Qatar 2022
Comentarios