España pasa por encima a los galos en su partido menos brillante del mundial

Una jugada del España-Francia.
Una jugada del España-Francia.

Mundial de Baloncesto en España. Los de Orenga presentan sus credenciales como primeros de grupo a falta del enfrentamiento contra Serbia.

España pasa por encima a los galos en su partido menos brillante del mundial

Clara está la diferencia entre  españoles y estadounidenses; y el resto de selecciones. Esta estriba única y exclusivamente en el tiempo que van a tardar en marcar las diferencias con el resto de los equipos. Los tanteos son muy similares y los que antes eran rivales de entidad para los nuestros ahora parecen encuentros de mero trámite.

El partido frente a Francia estuvo cargado de descuidos defensivos en los dos primeros cuartos, donde España sufrió el acoso galo y no pudo despegarse en el marcador. Un grandisimo Ricky Rubio marcó las diferencias y logró compensar la falta de atención con los hombres de abajo. Algo que a lo largo del partido fue la tónica a seguir, y que todavía no tenemos muy claro, siendo los Gasol, Ibaka y Reyes la pintura más fuerte del campeonato.

Una vez más sufrimos con un tres alto, como Batú, al que nuestros aleros, considerablemente más bajos, cubrían con dificultades.Orenga echa de menos el poder contar con un hombre de confianza para estos menesteres y volvemos a incidir en la falta de concentración de un Claver que podría dar mucho más de sí.

A lo largo del encuentro tambien afloraron determinados contrastes, que una vez corregidos dan mayor rentabilidad a algunos jugadores, que rinden, pero no en sus puestos. En el segundo tiempo Calderon asumió labores de base y condujo a nuestra selección, evidenciando que la situación de escolta no le es cómoda y su habitual posición le hace mucho más efectivo en la cancha.

Pese a que los Gasol no se movieron en sus numeros habituales por falta de asistencia en balones interiores. El resto del equipo entre ellos Navarro, Rudy y Llul se encargaron, bajo la magnifica batuta de Jose Manuel Calderon, de poner las diferencias y saldar una cuenta pendiente trás el ultimo europeo de Slovenia.

Minutos finales para un Abrines que cada vez convence más y un Claver que reinvindicaba, con dos ultimos puntos, la confianza del seleccionador. Quizás frente a Serbia, sea un buen momento para que los no habituales tengan minutos y crezcan más, como jugadores, en este campeonato. Al fin y al cabo ya somos primeros de grupo.

España pasa por encima a los galos en su partido menos brillante del mundial
Comentarios