Italia - España: Dos estilos, una rivalidad histórica y un objetivo

España e Italia se medirán en el mítico Estadio Wembley de Londres. / Twitter
España e Italia se medirán en el mítico Estadio Wembley de Londres. / Twitter
La Roja y la Azzurra disputarán la semifinal de la Eurocopa 2020, pero históricamente será el duelo 37 entre ambas oncenas. La balanza luce equilibrada, pero solo uno avanzará.
Italia - España: Dos estilos, una rivalidad histórica y un objetivo

El renacer y el honor en juego. España e Italia se miden este martes en la semifinal de la Eurocopa 2020, ambas selecciones buscan avanzar a la final, por supuesto será un partido entretenido con dos estilos y esquemas diferentes, amén de la rivalidad y de enfrentamientos recientes en competiciones continentales. La Roja quiere revivir la gloria de aquel combinado que hizo historia entre 2008 y 2012, mientras que los azzurris quieren recuperar el honor e incluso vengar la final perdida en Kiev. 

Sin duda hay que repasar los datos históricos entre ambos conjuntos, puesto que se han enfrentado en 36 ocasiones, con 11 victorias por lado y 14 empates, los españoles han anotado 39 goles, mientras que los italianos han marcado 42. 

España conquista la Eurocopa 2012 ante Italia. / RR.SS.

En Eurocopas previas se han enfrentado 6 veces, la Roja suma una victoria, mientras que Italia ha ganado dos encuentros y tres veces han terminado con el marcador igualado. Cabe señalar que esa victoria española fue nada más y nada menos que en la final de la Eurocopa 2012 en Kiev, que finalizó con una contundente goleada 4-0 que le permitió a la Selección de España dirigida por Vicente del Bosque, revalidar el título continental que había logrado en 2008. 

La Euro actual

España no ha tenido una actuación sobresaliente en la presente edición del torneo continental, especialmente con una fase de grupos que dejó más dudas que certezas, especialmente en los dos primeros partidos, con un 0-0 ante Suecia, empate 1-1 frente a Polonia; el último encuentro era de vida o muerte y la Roja no defraudó.

Eslovaquia un rival que lucía difícil e incómodo recibió una goleada de 5-0 y la tropa de Luis Enrique se metió a octavos de final como segunda del grupo E por el diferencial de goles, cayó bocas el combinado nacional tras dos partidos donde se acusó la falta de gol, de ahí que la zona más criticada fue la ofensiva.

España golea a Eslovaquia y se clasifica a octavos en la Euro 2020. / Twitter

El rival de octavos fue nada más y nada menos que la difícil Croacia, un encuentro sin duda que pintaba complicado, comenzó con un fallo de Unai Simon en los tres palos tras un pase de uno de sus compañeros, gol en propia puerta, pero de allí en adelante Luis Enrique hizo ajustes y aunque el partido finalizó 3-3 en lo 90 minutos, España reaccionó mejor y tuvo más energía en la prórroga y con dos anotaciones más el partido finalizó 5-3 para la Roja y a cuartos de final como la selección más goleadora del certamen. 

Con la sorpresiva e increíble eliminación de Francia frente a Suiza, prácticamente España se convirtió en el "coco" de la Euro, por supuesto tenía que superar a los helvéticos en cuartos, otro partido muy cerrado, pero en el que nuevamente el equipo de Luis Enrique no encontró espacios para marcar durante 120 minutos, porque un gol en contra de Suiza adelanto a los españoles a los 8 minutos del partido, la reacción helvética llegó a los 68 minutos en los pies de Shaqiri, pero finalmente el encuentro se definió en la tanda de penaltis. 

El héroe fue nada más y nada menos que Unai Simon, quien ya había quedado señalado tras su fallo en el duelo anterior frente a Croacia, pero en cuartos reafirmó por qué Luis Enrique lo tiene como el meta titular de la selección. 

La Forza Azzurra

El combinado Italiano llegó a esta Euro como quien dice a la calladita, si bien siempre la escuadra azzurra está entre los favoritos para avanzar a instancias finales y pelear por un título, poco o nada se hablaba de la tropa de Roberto Mancini, que llegó al certamen con un récord de imbatibilidad, seguidilla de encuentros sin perder, sin encajar goles entre otros tantos. 

Por supuesto mucho se habló de su grupo, le tocó debutar a Italia en el grupo A, partido inaugural en Roma y un 3-0 frente a Turquía mostró a una nueva selección transalpina, juventud, orden, movilidad, velocidad, transiciones y gol, atrás quedaron los años del clásico catenaccio, es decir, los italianos no llegaron para jugar con un estilo ultradefensivo, sino más equilibrado y con más proyección ofensiva. 

Suiza fue el segundo rival de Italia en la fase de grupos, se pensó que quizá sería un partido más complicado para los de Mancini, pero una vez más se vio a una azzurra ofensiva, rápida, con mucho ritmo y otro 3-0 a favor dejaba a los del país de la bota clasificados. 

La cereza del pastel llegó en la última jornada de la fase de grupos ante Gales, Mancini decidió darle descanso al once titular y probó con un equipo alternativo, total, un empate era suficiente para avanzar como primeros de grupo, pero la victoria se decantó a favor de los italianos y un gol fue suficiente para mantener a raya a los dragones galeses e Italia finalizaba la fase de grupos invicta, récord perfecto de 9 puntos, 7 goles a favor y ninguno en contra. 

En octavos el rival de Italia fue el conjunto austríaco, un rival quizás más exigente que los de la fase de grupos, el partido finalizó con marcador de 2-1. Tras la victoria de Mancini y su tropa se proyectaba que en cuartos el enfrentamiento sería contra Portugal o Bélgica, finalmente fue el equipo de Roberto Martínez. 

Italia sufrió ante Austria para avanzar en los octavos de final. / Twitter

Los diablos rojos belgas llegaron como favoritos a este duelo, sin embargo Italia controló el partido desde el inicio, se fue adelante en el primer tiempo 2-0, mientras que en la segunda parte un penalti a favor de Bélgica y bien ejecutado por Romelu Lukaku recortó distancias en el marcador, pero el encuentro finalizó con triunfo azzurro y a semifinales. 

Sin favoritismos

Este encuentro de semifinales podría decirse que está equilibrado, aunque son dos técnicos con estilos distintos y dos selecciones que juegan diferente. España es de tener más posesión del balón, de controlar más el tiempo del partido, mientras que Italia sale a jugar más al ataque desde el inicio, con transiciones, cambios de velocidad, de armar las jugadas desde dentro y luego por las bandas y con más orden defensivo. 

Chiellini y Busquets en el partido Italia - España octavos de final Euro 2016. / Twitter

Quizás se podría especular con el desgaste de la Roja, puesto que el combinado de Luis Enrique llega con dos prórrogas consecutivas, mientras que Italia solo disputó 120 minutos en octavos, mientras que contra Bélgica el partido finalizó en 90 minutos más el descuento. 

Sin duda será un partido de mucha intensidad, donde un mínimo detalle puede marcar la diferencia, Italia busca sacarse la espina de la final perdida en 2012, mientras que España no guarda un lindo recuerdo de la Euro de 2016, cuando cayó frente a la azzurra en octavos de final.

El estadio de Wembley en Londres será el escenario de este importante duelo, en el que solo una selección tendrá la oportunidad de avanzar a la instancia final y pelear por el ansiado trofeo de campeón del viejo continente. @mundiario

Italia - España: Dos estilos, una rivalidad histórica y un objetivo
Comentarios