Buscar

MUNDIARIO

España debuta con victoria pero deja muchas dudas

Un gol de Rodrigo y otro de Ramos fueron suficientes para que la Roja de Luis Enrique se impusiera 2-1 ante una rocosa Noruega. La Roja fue superior y volvió a dejar buenos detalles, pero se marcha de Mestalla dejando un mar de dudas especialmente en la delantera.

España debuta con victoria pero deja muchas dudas
Jugadores de la selección española. / RR SS.
Jugadores de la selección española. / RR SS.

Firma

Andrés Piedrafita

Andrés Piedrafita

El autor, ANDRÉS PIEDRAFITA, colabora en varias secciones de MUNDIARIO, donde fue coordinador general entre los meses de febrero y abril de 2019. @mundiario

España ha empezado con buen pie su camino hacia la Eurocopa 2020. La selección española logró una, aunque sufrida, victoria 2-1 ante Noruega, en Mestalla. Un gol de Rodrigo y otro de Sergio Ramos fueron suficientes para que la Roja de Luis Enrique se impusiera ante un rocoso combinado escandinavo. Un triunfo merecido, sí, pero España dejó muchas dudas. Vamos por partes.

La selección española volvió a dejarnos buenos detalles. El combinado nacional empezó el encuentro con el acelerador a tope, presionando la salida rival y buscando ser el protagonista del encuentro. Así, los de Luis Enrique tardaron 16 minutos en abrir en marcador: Rodrigo Moreno aprovechó un centro de Jordi Alba para adelantar a la Roja. Gran partido del blaugrana, que volvió a demostrar que es de los mejores -sino el mejor- laterales izquierdos del mundo.

España, dominando, se marchó a los vestuarios pudiendo haberlo hecho con un resultado mucho más abultado.

En el complemento, Noruega, que ya venía avisando ante la falta de contundencia de España para aumentar la ventaja, igualó el marcador al minuto 64 en una jugada aislada. Tras un saque de esquina, Íñigo Martínez cometió un penal clarísimo y los vikingos, a través de King, no perdonaron.

Con el empate de los visitantes, daba la sensación de que el partido se le podía ir de las manos a la selección española. España se volcó al ataque en busca del gol de la victoria, mientras que los dirigidos por Lagerback esperaban replegados buscando la contra. Y al 70, desde los doce pasos, Sergio Ramos marcó el 2-1 definitivo. El capitán definió a lo Panenka, como ya nos tiene acostumbrados.

Pese a la victoria, lo cierto es que la selección española se marcha de Mestalla dejando un mar de dudas especialmente en la delantera. Es innegable que a la Roja le falta más definición en los metros finales. Un 2-1 muy sufrido, que se quedó corto precisamente por la falta de puntería. Hoy, la punta de lanza fue Morata, pero el colchonero falló hasta 5 ocasiones claras de gol. 

Aún con la preocupante falta de acierto de cara a la portería rival, esta nueva selección española tiene actitud, calidad y hambre de gloria. Luis Enrique sigue buscando su once de gala. @mundiario