Los escándalos del ultraderechista Tebas, un riesgo para el futuro económico del fútbol español

La mala imagen de Tebas compromete al Santander. / La Liga
La mala imagen de Tebas compromete al Santander. / La Liga
La sucesión de escándalos que se viven en LaLiga española amenazan con tener graves consecuencias, incluso económicas, ya que su financiación depende en buena medida del exterior, debido al fútbol televisado. El prestigio del Banco Santander también se ve salpicado.
Los escándalos del ultraderechista Tebas, un riesgo para el futuro económico del fútbol español

El ultraderechista Javier Tebas parece haber caído en su propia telaraña. El presidente de LaLiga no solo está en las cuerdas por sus decisiones en relación con el Fuenlabrada, la presión de sus propios socios de LaLiga y la inquietud que reina en el Banco Santander, el gran patrocinador de LaLiga española, sino también por la postura del Gobierno de España, expresada con nitidez por el Consejo Superior de Deportes.

Para el prestigio –y la financiación– del fútbol español en el mundo, el escándalo que se vive en LaLiga amenaza con tener graves consecuencias. Tanto, que el asunto ya está en las máximas instancias del Gobierno de España.

El Ejecutivo español, a través del Consejo Superior de Deportes (CSD), ya culpó a LaLiga y al Fuenlabrada –equipo asesorado por la familia Tebas– y aclaró que los jugadores del equipo madrileño no debían haber viajado hasta A Coruña, donde estaba previsto que jugasen en Riazor contra el Deportivo. De hecho, el CSD precisa que el Fuenlabrada "incumplió el protocolo" sanitario que rige en estos tiempos del coronavirus y responsabiliza de ello a LaLiga que preside Javier Tebas. Tanto LaLiga como el Fuenlabrada replicaron mediante sendos comunicados; el club incluso descalificó al CSD por "hacer acusaciones falsas de enorme gravedad".

La infracción del Fuenlabrada –el equipo asesorado por la familia Tebas– podría suponer la pérdida de puntos y el descenso de categoría, decisión ya en manos del Comité de Competición.

Javier Tebas tiene un grave problema con la finalización de la competición –la Segunda es llave de la Primera– y otro posiblemente penal con un cierto recorrido si se combina la trascendencia de no ejecutar el acuerdo del órgano colegiado de LaLiga respecto del horario único en las dos últimas jornadas con sus vinculaciones profesionales con el Fuenlabrada y el importante problema de salud pública que se ha creado, susceptible de convertirse en presunto delito si prospera la actuación solicitada a la Fiscalía por la alcaldesa de A Coruña, la socialista Inés Rey. Malas noticias, en definitiva, para el prestigio y la imagen del fútbol español. 

Tampoco es un dato menor que el prestigio del Banco Santander –hasta ahora aliado de Javier Tebas– se vea salpicado, dentro y fuera de España. El Santander es el primer banco de España en el mundo, si bien en el mercado doméstico sigue rezagado con respecto a Caixabank. @mundiario

Los escándalos del ultraderechista Tebas, un riesgo para el futuro económico del fútbol español
Comentarios