Buscar

MUNDIARIO

'No es nada personal, son solo negocios' es la frase que puede arreglar el fútbol español

Tebas se cree el rey del mambo y puede que lo sea a su nivel pero en esta guerra se cruzan intereses más elevados que pueden llevárselo por delante, si se pone excesivamente terco. El Gobierno de Pedro Sánchez, el Banco Santander de Ana Botín y Florentino Pérez juegan realmente en otra liga... que no es la de Tebas.
'No es nada personal, son solo negocios' es la frase que puede arreglar el fútbol español
Al Pacino en el papel de Michael Corleone en El Padrino. / RR SS
Al Pacino en el papel de Michael Corleone en El Padrino. / RR SS

José Luis Gómez

Periodista. Editor de MUNDIARIO.

La inacción durante semanas de Irene Lozano al frente del Consejo Superior de Deportes forzó a la Federación Española a pararle los pies a Javier Tebas, según indica MUNDIARIO en una información sobre la crisis que vive el fútbol español. Así, los calendarios de Primera y Segunda División se paralizaron por orden federativa hasta resolver el caso Fuenlabrada. El PP pidió que Irene Lozano diese explicaciones en el Congreso y, a la vista de ese panorama, la presidenta del CSD decidió sentar a Tebas a negociar, tras amenazar LaLiga con imponer su criterio. Pero eso no es todo.

Dicho en términos metafóricos –y visto lo visto–, la cuestión parece que estriba ahora en quién la tiene más larga. Y cada uno utiliza un metro con trampa. Como ya insinuó Augusto César Lendoiro en sus análisis para MUNDIARIO, cada uno juega sus bazas hasta que el choque sea brutal –por ejemplo, con un supuesto sorteo– y hasta que el CSD entre en danza. La guerra amenaza con ser cruel y con que todo puede saltar por los aires, salvo si hay un pacto para LaLiga de 24 en Segunda. Para ello se necesita una persona o institución puente que parece casi imposible encontrar. Pero que puede emerger...

El ultraderechista Javier Tebas tiene a su favor un buen número de clubs, y eso le hace sentirse fuerte, mientras que la Federación cree tener la fuerza de lo que la institución representa y de algún comité, al tiempo que da la impresión de que cuenta con el CSD. Sintetizando, Tebas tendría el apoyo de varios clubs bien consentidos y la Federación quiere la ayuda del CSD, a modo de primo de Zumosol. Ahí Tebas cree saber moverse pero puede que le falten claves, que ya iremos viendo.

No parece probable que el Gobierno de Pedro Sánchez, con el PSOE y Unidas Podemos detrás, arrope a un ultraderechista radicalizado, porque estaría cavando su propia tumba política. En cambio, se presume más de libro que –vía CSD / Irene Lozano– apoye a tope a Rubiales, sin que por ello deje de medir bien lo que hace. Tampoco puede ser arbitrario, ni menos aún parecerlo. Tiene que armarse de razones, que en realidad ya se las puso en bandeja el Deportivo de La Coruña.

Tebas sabe que los clubs pequeños y medianos están con él por miedo y por si acaso... Pero no ignora que tampoco le quieren con gran pasión. Su amor es interesado. En el fondo Tebas incluso sabe que Florentino está en su contra, lo cual no quiere decir que el presidente blanco no tema que si se recortan los ingresos por televisión también le afecte al Real Madrid.

Todo esto y algunas cosas más por el estilo hacen que el Gobierno de Sánchez tampoco lo tenga fácil, sino más bien todo lo contrario, salvo que de por medio aparezca algún posible delito o algo fuerte relacionado con la salud pública. Por eso mismo alguien relee una y mil veces los papeles del caso Fuenlabrada, que aportan claves importantes.

Llegados a este punto podríamos pensar que ninguna de las partes está haciendo una lectura inteligente de la situación, que es más que complicada y que puede suponer la pérdida de una cantidad ingente de millones de euros de los derechos de televisión para todos los clubs. A fin de cuentas, fuera –también en China– están viendo lo que pasa con la supuesta mejor liga del mundo, un activo que las obsesiones y caprichos personales de Tebas pueden dejar en una liga más.

El riesgo de pérdida económica que hay en términos globales es alto pero aún así hay intereses más grandes en liza. Por eso mismo, puede llegar un momento en el que tanto la patrocinadora Ana Botín como el influyente Florentino le sugieran a Tebas que vaya con más cuidado. El poder del Gobierno no solo afecta al mundo del fútbol, sino también al financiero y a los intereses empresariales de Florentino en ACS, más allá del Real Madrid.

Para entender todo bien, Tebas puede que necesite poner las luces largas. Sus infantiles obsesiones con el Deportivo de La Coruña, que tampoco es manco ni tiene apoyos menores, no le dejan ver las cosas con claridad. Si Tebas piensa que el Deportivo es solo un equipo de fútbol se equivoca.

Hay una frase ciertamente manida pero que sigue explicando situaciones de este tipo: No es nada personal, son solo negocios. Es una expresión del personaje Michael Corleone (Al Pacino) en El Padrino y tras ella no puede haber mejor definición del espíritu que anima las actuaciones de los atrabiliarios personajes que maneja Francis Ford Coppola, inspirado por Mario Puzo. Es la frase que puede arreglar el fútbol español. ¿O no?, que diría Mariano Rajoy... @mundiario