¿Es justo que Ronald Koeman continúe como entrenador condicionado?

Entre Ronald Koeman y Joan Laporta parece que ya no hay entendimiento. / Archivo Mundiario
Entre Ronald Koeman y Joan Laporta parece que ya no hay entendimiento. / Archivo Mundiario
Según SER Catalunya el míster neerlandés continuará en el banquillo culé, cumplirá su segundo año de contrato, pero tendrá que jugar con un esquema impuesto por Joan Laporta.
¿Es justo que Ronald Koeman continúe como entrenador condicionado?

Un técnico condicionado. El FC Barcelona anunciará en los próximos días la continuidad de Ronald Koeman, está claro que Joan Laporta y la dirección deportiva culé no encontró un sustituto para el banquillo del primer equipo, amén que tampoco hay dinero suficiente para pagar la indemnización del míster neerlandés y por ende lo mejor es que cumpla su segundo año de contrato, pero, y sí, nunca falta un pero, tendrá que cumplir una condición. 

Según reveló SER Catalunya en su programa Qu'e T'hi Jugues, Koeman seguirá como entrenador del FC Barcelona, tendrá todo el poder de confeccionar y planificar la próxima temporada y quienes integrarán la plantilla, pero estará obligado a jugar bajo el esquema 4-3-3, sí, no es una broma, aun no es día de los inocentes, se filtró que Joan Laporta le dejó saber al técnico que quiere un equipo más ofensivo y bajo ese esquema. 

Ahora bien, resulta complejo y hasta llamativo, que el presidente de un equipo le exija a su entrenador cual tiene que ser el dibujo táctico con el que siempre tiene que parar al equipo en cada partido, en otras palabras, no importa el rival, no importa la competición, no importa incluso que jugadores estarán disponibles o en condiciones para un partido, Koeman tendrán que jugar 4-3-3 porque así se lo exige Laporta. 

No soy quien para cuestionar el dibujo táctico que más le gusta al presidente blaugrana, a mi en lo particular cuando tengo oportunidad de dirigir a un equipo de fútbol en un videojuego en mis ratos libres, generalmente juego con un 4-4-2 o un 3-5-2, pero bueno, eso es en un ámbito virtual, a lo que pretendo llegar es, realmente la función de técnico recaerá en Ronald Koeman o será una mera figura y simplemente se regirá por las exigencias de Joan Laporta. 

Se filtró también que Joan Laporta puso como ejemplo al equipo femenino, que según él, por jugar siempre con ese esquema es lo que más les ha dado resultado, a todas estas Koeman le reiteró al presidente culé que con los jugadores que tenían en el primer equipo era difícil, para no decir imposible, mantenerse bajo ese dibujo. 

Dejo claro que no soy fanático culé, más me considero un conocedor y amante del fútbol, y me uno a unas cuantas voces con mucho peso y conocimiento en el ámbito del balompié europeo y mundial que insisten en que Ronald Koeman no se merece el trato que está recibiendo de la directiva blaugrana, encabezada por Laporta, pero también hay que responsabilizar a Rafa Yuste y a Mateu Alemany.

Me atrevo a decir que desde el Barça seguramente estarán pensando en jugar al desgaste con Ronald Koeman, es decir, tratarán de presionarlo y hasta cuestionarán sus decisiones, para que de un momento a otro sea él quien decida dar un paso al costado y marcharse, de ser así el club no quedaría mal visto y económicamente tampoco existiría ninguna obligación de parte de la entidad catalana de pagar indemnización alguna. 

Tampoco quiero juzgar a Ronald Koeman, como tampoco quiero especular más de la cuenta, pero habría que preguntarle al entrenador si ¿está dispuesto a dirigir un equipo bajo esas condiciones?, si sus decisiones y su visión de juego no tendrán validez, si solamente cumplirá una función de alineador o tendrá el suficiente carácter para hacer valer su conocimiento y formación técnica. 

Lamentablemente Koeman heredó una plantilla que venía con desgaste, que finalizó la temporada 2019-2020 con una goleada monumental en Liga de Campeones. Llegó a un club en plena crisis institucional, con un presidente y junta directiva más que cuestionada y señalada por la debacle deportiva, amén de una moción de censura a cuestas y algunas investigaciones abiertas por corrupción,

Por supuesto, nada de esto es responsabilidad del míster neerlandés, solo que, a efectos de Joan Laporta como nuevo mandatario culé y su equipo, Ronald Koeman es un elemento de la gestión anterior y que no había manera de romper el vínculo de manera amistosa. Prácticamente la relación entre el entrenador y la nueva junta directiva comenzó como una especie de matrimonio obligado, en el que hay mucho dinero de por medio para romper el vínculo y te guste o no tienes que hacer que funcione, hasta que por desgaste alguna de las partes decida romper la relación, en este caso un contrato te exige sostener un tiempo más esta suerte de matrimonio obligado... Veremos cuanto dura. @mundiario

¿Es justo que Ronald Koeman continúe como entrenador condicionado?
Comentarios