El Barça que dejará Laporta

Joan Laporta, presidente del FC Barcleona. / German Parga - fcbarcelona.es
Joan Laporta, presidente del FC Barcleona. / German Parga - fcbarcelona.es
El Presidente del Fútbol Club Barcelona, con el apoyo de parte de los socios compromisarios, venderá gran parte de los derechos televisivos para mantener al club en la élite.
El Barça que dejará Laporta

Malos predecesores. Hay que ser conscientes de la precaria situación en la que estaba el conjunto culé cuando Joan Laporta volvió a la presidencia. Con unas cuentas con unos números rojos estratosféricos, la nefasta gestión de Sandro Rosell y de Josep María Bartomeu, dilapidando cuantiosas sumas de dinero por doquier, llevaron a una situación insostenible a la entidad azulgrana. Hubo que apretarse el cinturón, dejar marchar a Messi y bajarle el sueldo a los capitanes. Todo eso unido a la inyección de determinado dinero, fue clave para poder traer a jugadores en invierno para salvar la temporada.

Con la temporada más o menos salvada, dentro de la debacle que podía ser quedarse fuera de Europa, ahora se mira al mercado de verano. Un mercado de verano que no tiene pinta de ser boyante en cuanto a fichajes galácticos se refiere. Suenan muchos nombres para la agenda del Barcelona pero, siendo realistas, ahora mismo no hay un clavo para traer a nadie. Incluso Laporta dejó caer que algunos capitanes deberían volver a bajarse el sueldo. Otra vez. Como si Busquets o Jordi Alba no hubiesen hecho nada esta temporada.

Lo que sí que está claro es que tiene que aligerar efectivos del primer equipo. Jugadores que no tienen minutos y que Xavi no cuenta con ellos. Los problemas son dos y muy claros. El primero es que son jugadores sin cartel, que apenas han tenido minutos y que no son apetecibles para el mercado de fichajes. El otro y no menos importante es su sueldo. Cobrando lo que cobran y siendo quienes son, muy pocos clubes estarán por la labor de respetar sus cuantiosos emolumentos.

¿Huida hacia adelante? Esta futura venta de los derechos televisivos, apoyado por menos de mil socios compromisarios, permitirá al Barcelona ir con una serie de garantías al mercado de fichajes. La entidad culé pretende sacar sobre 700 millones de euros con todas las operaciones de venta de derechos que hará este verano. El problema no es el cuánto, sino el cómo va a utilizarlo la junta presidida por Joan Laporta.

Laporta espera reconstruir la plantilla y confía en el trabajo de Xavi. / Miguel Ruiz -fcbarcelona.es
Laporta espera reconstruir la plantilla y confía en el trabajo de Xavi. / Miguel Ruiz -fcbarcelona.es

Dos vertientes. Llegados a este momento, suele haber dos puntos de vista del socio medio del Fútbol Club Barcelona. La primera de ellas es clara, utilizar el dinero de venta de derechos para traer a jugadores de nivel y competir la próxima temporada. Esta es, a priori, la idea que maneja el club y que según lo que hemos oído y escuchado será lo que intenten hacer este verano.

Esta toma de decisiones parece ser la pescadilla que se muerde la cola si no se invierte bien el dinero de los derechos televisivos. Hay que ser conscientes de que el dinero de estos derechos no se tendrá durante años y habrá que sacarlo de otro lado, como para derrochar ahora un dinero que seguramente se necesite el día de mañana.

Está claro que el club no está saneado y ese dinero debería servir para sanear cuentas y no malgastarlo de manera incomprensible en el mercado de fichajes. El Barcelona debe y necesita fichar, pero ¿a que precio? ¿Es necesario ir al mercado y traer a 5/6 jugadores? 

La otra vertiente es mucho más conservadora. La idea de intentar sobrevivir con un fichaje de renombre( seguramente Robert Lewandoswki) y tirar de La Masía no suena tan descabellada como parece. Ahora mismo el Barcelona podría construir un equipo de garantías alrededor de 4 jugadores muy jóvenes y con mucho futuro. Araujo, Pedri, Gavi y Ansu Fati parecen la columna vertebral del Barça del futuro. Aunque parece que muchos socios no quieren jugársela a centrarse en la competición doméstica y aparcar sus deseos europeos un par de años.

El futuro, negro. Sea como fuere el porvenir del conjunto culé, no se divisa de color de rosas. Laporta se quejó, con razón, del Barça que le habían dejado. Pero y ¿qué Barcelona dejará él cuando se marche? El actual Presidente ha conseguido los apoyos necesarios para avanzar en la dirección que quiere, pero no sabemos si esa dirección será la más correcta para el club a largo plazo.

El expresidente del Deportivo de La Coruña Augusto César Lendoiro, también destacado columnista de MUNDIARIO, ya lo adelantó en una charla hace meses en Ourense. El expresidente catalogaba de demoledor el acuerdo con CVC, tildando de parche la decisión que había tomado Tebas. El tiempo pondrá a cada uno en su sitio, pero sabiendo que Lendoiro muy pocas veces se equivoca, el futuro del fútbol español se ve de color oscuro. @mundiario 

El Barça que dejará Laporta