El antes y después de Rusia

Stanislav Cherchesov, celebrando una victoria con su dirigidos_opt
Stanislav Cherchesov, celebrando una victoria con su dirigidos. / RRSS

La selección anfitriona ha dado otra cara en su torneo. No es la misma escuadra floja que se le vio en la Confederaciones.

El antes y después de Rusia

Es otro equipo. No hay indicios del equipo débil y desorganizado de hace un año. Ahora se ven más acoplados y con la disposición de no ser el típico anfitrión que es eliminado en la primera ronda. Los rusos quieren demostrar que son un equipo fuerte con determinación y que son capaces de vencer a la escuadra más favorita de todas. Hay Rusia para rato y cuidado el que se cruce en su camino.

Resumen del partido de Rusia ante Arabia. / Youtube

 

Los hombres de Cherchesov han dejado buenas sensaciones. Ante Arabia Saudita fueron una maquinaria perfecta, donde lograron una armonía entre la defensa y el ataque. Cherchesov ha edificado un bloque que sabe jugar a lo que quiere al fútbol que quiere construir en la cancha.

En los últimos años  rusos pasaron de ser una escuadra competitiva a convertirse en un equipo con muchas falencias y debilidades. Los euroasiáticos eran solo un equipo de comparsa en los últimos mundiales y se esperaba lo mismo para esta edición que organizan.

Construyeron una plantilla con Aleksandr Golovin como pilar. A Golovin se le sumaron piezas como Yuri Gazinskiy, Zobnin y la revelación de la Copa Mundial, Denis Cheryshev. Es arriesgado pensar que tienen las herramientas para ser los campeones del mundo, pero si son un equipo que puede llegar lejos y hacer historia en la Copa que organizan. @mundiario

El antes y después de Rusia
Comentarios