Es tu hora, Patón, el vestuario de Argentina te necesita

Patón.
Patón. / Twitter

Tras la renuncia de Gerardo Martino como entrenador después de la Copa América jugada en EE UU, Bauza fue elegido como nuevo entrenador. Su debut será el 1 de septiembre frente a Uruguay en Montevideo.

Es tu hora, Patón, el vestuario de Argentina te necesita

Es tu hora, Patón. Es, quizá, el desafío más grande de su extensa carrera como entrenador. El contexto no lo ayuda. El fútbol argentino está pasando por una crisis tanto económica como también institucional. Por eso, Argentina necesita de entrenador un tipo con personalidad, trabajador, pero sobre todo comprometido. Porque para afrontar este compromiso se necesita de todo eso junto. Para estar al mando de todas las estrellas con las que cuenta el equipo argentino hay que estar preparado mentalmente, muy fuerte y con muchas ganas. El Patón lo tiene. Está a punto de disputar su partido más complicado. El vestuario lo necesita.

Llega, además, en un momento en donde, en principio, no va a contar con el mejor jugador del mundo. Sí, el 10, Messi, que después de una nueva decepción al perder una nueva final frente a Chile en la última Copa América jugada en EE.UU., decidió renunciar a la selección. Ojalá que sea por algunos meses nada más.

Para asumir definitivamente su nuevo cargo al mando de la selección, Bauza deberá destrabar su situación contractual con San Pablo de Brasil, club donde dirigió hasta el último domingo y que lo llevó hasta semifinales de la Copa Libertadores de este año. Sin embargo, se espera que no haya problemas para su desvinculación del equipo brasilero ya que el contrato firmado le permite rescindir sin ningún problema.

Bauza, de 58 años, tendrá, entre otras cosas, la tarea de levantar el ánimo de los jugadores, después de las tres finales consecutivas sin triunfos. De poner las cosas en orden y hacerles creer de que a este grupo le sobran atributos para tener un buen desempeño en lo que resta de eliminatorias y después sí pensar en hacer un buen papel en el mundial de Rusia 2018.

A pesar de ésto, todas las miradas apuntan a Bauza y su poder de convencimiento para que Messi vuelva a ponerse la 10 de su país y vuelva a hacer magia.

Desafió complicado, duro, pero este Patón tiene todas las herramientas para sacarlo adelante. Experiencia le sobra. No por nada ganó nada más y nada menos que dos Copas Libertadores con equipos distintos. Con Liga de Quito en 2008 y con San Lorenzo de Argentina, en 2014.

Asimismo, con el equipo ecuatoriano obtuvo dos títulos del campeonato local, en 2007 y 2010 y en el mismo año consiguió la Recopa Sudamericana. 

Es tu hora, Patón, el vestuario de Argentina te necesita
Comentarios