No hay dudas, el Real Madrid tiene la mejor plantilla de LaLiga

Plantilla del Real Madrid durante la celebración del título de LaLiga. / @realmadrid
Plantilla del Real Madrid durante la celebración del título de LaLiga. / @realmadrid
Comparando línea por línea, el conjunto merengue supera a sus rivales locales, incluyendo al FC Barcelona. 
No hay dudas, el Real Madrid tiene la mejor plantilla de LaLiga

Las grandes ligas del fútbol europeo ya calientan motores. Los mejores clubes del continente están poniéndose en condiciones para afrontar una temporada atípica, con el Mundial de Qatar 2022 a la vista. En España la actualidad pasa mayormente por lo que hagan el Real Madrid y el FC Barcelona, los dos clubes más grandes de LaLiga, y que aspiran a objetivos iguales pero distintos a la vez. Los madridistas quieren mantener su supremacía en el torneo de la regularidad, pero también en la Champions League, mientras que los culés buscan reverdecer viejos laureles en ambas competiciones, con nuevos rostros para complacer las peticiones de Xavi Hernández. 

El proyecto deportivo del Barça es muy distinto al de su acérrimo rival. Los blancos viven en una realidad, en cambio los azulgranas en un mundo de ilusiones, a la espera que suene la campana con el maquillaje que están haciéndole a la plantilla, con una planificación que dista mucho de ser coherente con las carencias económicas en las que viven desde hace dos años, fruto de la mala gestión y despilfarro.

Los merengues tienen un equipo que ha sido capaz de cerrar la boca a todo el mundo, con soberbias actuaciones tanto en España como en el plano continental. Actualmente no hay comparación, empezando desde la portería. Thibaut Courtois es el mejor del mundo en estos momentos.  

El belga trascendió y se convirtió en un mito viviente, después de mandar al traste las intenciones de PSG, Chelsea, Manchester City y el Liverpool en la Champions League. Su seguridad bajo los palos contrasta con el declive de Marc- André ter Stegen; el alemán fue durante varios años parte de la élite en la posición.

El internacional teutón, que alguna vez creyó que podía jubilar a Manuel Neuer en la Mannschaft, ya no es ese milagroso cancerbero que salvaba a su equipo cada vez que lo exigían las circunstancias. Ahora forma parte del problema de la defensa de cristal que no puede afrontar con garantías partidos en LaLiga, Champions o en la Europa League

El centro del campo

La sala de máquinas del Real Madrid ya era muy buena antes de la incorporación de Aurelién Tchouaméni. El galo puede ejercer de Casemiro, pero no hay que olvidar que este chico de 22 años es un centrocampista total, que es capaz desenvolverse por izquierda o por derecha, que goza de un potente disparo y que además tiene un instinto de anticipación que le puede servir para robar balones, pero también para asistir a compañeros mejor posicionados de cara al gol. 

 

Carlo Ancelotti dispone de un impresionante plantel, pero su medular luce como un auténtico equipo de especialistas al más puro estilo del fútbol americano, porque  tiene múltiples opciones para afrontar con garantías la próxima campaña, sin importar el sistema que desee implementar. Fede Valverde, Toni Kroos, Luka Modric, Dani Ceballos, Eduardo Camavinga y Tchouaméni ofrecen magia en las botas, pulmones incansables, creatividad y fuerza en partes iguales. ¿Se puede decir lo mismo del FC Barcelona?

Pedri y Gavi son excelentes peloteros pero todavía están muy verdes para sacar la cara por un equipo tan grande como el Barça. Sergio Busquets sigue siendo un baluarte, pero los años no pasan en vano y el mejor ejemplo de esta afirmación, es que últimamente sus actuaciones han estado alejadas del brillo que le caracterizaban, tal y como ocurrió ante el Eintracht Frankfurt

Aquel el encuentro desnudó todas las carencias del mediocampo. Lentitud y previsibilidad fueron la constante, para que los hombres del técnico Oliver Glasner dominaron el encuentro en el mismísimo Camp Nou, en el marco de los cuartos de final de la UEFA Europa League

Por eso llega desde Italia Franck Kessié. El africano aporta un perfil distinto para un mediocampo acostumbrado al fútbol de toque. El exfutbolista del AC Milan es un auténtico toro que puede hacer de las suyas, a pesar de no contar con el ADN barcelonista, pero a pesar de su buena pinta, en un enfrentamiento ante Tchouaméni, Casemiro, Camavinga y Valverde, poco o nada podrá hacer. 

La defensa: otro punto fuerte

Si el centro del campo del Madrid es impresionante, el caso de la defensa tiene una pinta similar. Literalmente Ancelotti puede echar mano de dos jugadores por puesto. Los laterales: Dani Carvajal,. Lucas Vázquez y Álvaro Odriozola por derecha. En el medio de la zaga: Éder Militao, Nacho, Antonio Rüdiger, Jesús Vallejo y el multiusos de David Alaba. Por último los laterales izquierdos: Ferland Mendy,  el mencionado Alaba, el propio Nacho y hasta Miguel Gutiérrez si todavía se mantiene en el club.

El entrenador italiano dispone de un escuadrón completo, que le pueden sacar las castañas del fuego bajo cualquier circunstancia. Todos ellos están ahora mismo a su disposición, algo que Xavi no puede decir, porque de momento sus principales objetivos siguen en agenda. César Azpilicueta no se ha movido del Chelsea al igual que Marcos Alonso

Ni hablar de los centrales. Andreas Christensen era uno de los titulares de la defensa blue, pero el que siempre se llevaba los créditos era Rüdiger, por algo el madridista estuvo en el once de gala de la Premier League de la temporada 2021-22. Sin negar el valor del defensor danés, por algo Xavi exige un esfuerzo para que contraten a un defensor más.

El entrenador no cuenta con Gerard Piqué como titular, Eric García ofrece más dudas que certidumbres. El único valor seguro en esa posición, además de Christensen es Ronald Araujo, pero sus posibles acompañantes están muy lejos de convertirse en azulgranas en estos momentos: el Sevilla no da su brazo a torcer por Jules Koundé y el Napoli prefiere ofrecer a Kalidou Koulibaly al Chelsea.

¿Y la delantera?

El Real Madrid tiene en su plantel al futuro Balón de Oro. Karim Benzema tiene que coronar en octubre, su increíble temporada levantando el legendario premio que otorga la revista France Football. El atacante francés lidera una delantera muy bien complementada por Vinícius Jr., Rodrygo Goes y Marco Asensio. Si el balear se queda, seguirá asegurando golazos con su zurda mágica pero en caso que su adiós se confirme, Eden Hazard se ha preparado a conciencia para volver a brillar, dejando atrás su tormentoso pasado inmediato repleto de lesiones.

Quizás el belga es la única incertidumbre en el cuadro blanco en esta zona, porque no se sabe a ciencia cierta qué ocurrirá con él durante el desarrollo de la temporada. En caso de que se mantenga sano, hay grandes posibilidades de que ofrezca su mejor cara desde que está vistiendo el 7 en el Santiago Bernabéu. Finalmente está Borja Mayoral, que puede ser un buen suplente para darle descanso a los titulares; el canterano tuvo un buen año en la Roma, y su temporada en Getafe se saldó con 6 goles en 18 encuentros oficiales. 

Si todo esto lo comparamos con lo que hay en el Camp Nou, los blaugranas deberían sonrojarse. No hay comparación entre delanteros. Por un lado está Benzema que es el máximo favorito para llevarse el Balón de Oro y en la otra parte está Pierre Emerick Aubameyang, que ha sido constantemente menospreciado por el club catalán, que lo coloca en un segundo plano, a la espera de lo que ocurra con Robert Lewandowski. 

 

Ficharon a Raphinha, un excelente jugador pero que está a años luz de lo que ya ha ofrecido Vini. El exjugador del Leeds es una buena imitación del jugador madridista, pero casi cuatro años más viejo. Para que tengan una idea de las diferencias entre uno y otro, el máximo registro goleador de Raphinha es de 22 goles...22 goles en 84 partidos oficiales con el Vítoria Guimaraes, en cambio el 20 merengue consiguió 22 tantos en 52 partidos durante la temporada anterior. 

Ousmane Dembélé también es un buen futbolista, pero también ha demostrado que es un jugador de cristal, prueba de ello es que desde 2017 pasó más de 600 días en la lista de lesionados. Rodrygo, varios años más joven que el internacional francés, ya ha demostrado que tiene más gol, templanza y frialdad que el mejor Dembélé que se vio en el Borussia Dortmund, ni hablar de su versión del FC Barcelona.

Tampoco ha mostrado gran cosa Ferran Torres, que por cierto debe darle gracias a Dios de no sufrir los insultos y burlas que sí tuvo que afrontar Vinícius, cuando la puntería no lo acompañaba para finalizar sus jugadas. El exjugador del Manchester City no mejora a ninguno de los componentes de la delantera blanca, y no es de extrañar que Xavi seguramente no lo coloque entre sus titulares, cuando todos sus estelares estén a disposición. 

¿Y Ansu Fati? El internacional español viene de dos operaciones delicadas y tiene que ir poco a poco. Apresurar su salto hacia la titularidad no lo ayudarán a recuperar el tiempo perdido, y aunque es innegable que su talento lo puede convertir en un fuera de serie, en estos momentos es preferible no colocar encima una presión innecesaria, que lo podría perjudicar física y mentalmente. 

El único mano a mano en donde hay  ventaja a favor de los blaugranas es con Memphis Depay. El neerlandés marcó 13 dianas en 38 partidos, un registro muy superior a lo que ofreció Hazard, sin embargo existe una alta probabilidad que el exfutbolista del Manchester United y del Lyon, se marche en algún punto de este verano, como parte de alguna operación. 

Conclusión

Joan Laporta tiene entre otras misiones, intentar reconectar al barcelonismo con la ilusión de la etapa dorada con Xavi, Iniesta, Messi y compañía. El presidente necesita vender ilusión para que los socios vuelvan a llenar el Camp Nou, y los seguidores azulgranas en todo el mundo vuelvan a sacar pecho de su equipo favorito, sin embargo ese accionar del mandatario es un arma de doble filo, porque ya quedó patente durante la temporada anterior, que a esa plantilla le faltan muchas piezas para ser competitiva, ni hablar para aspirar a brillar en la Champions League

Aunque traigan a Lewandowski, todavía están lejos del Madrid, porque no hay que olvidar algo: el polaco es un killer, que necesita ser abastecido de balones, porque él propiamente no genera juego para crear ocasiones por su propia cuenta en la gran mayoría de los casos. El jugador del Bayern Múnich es quizás el mejor 9 puro que existe en estos momentos, pero no ofrece soluciones más allá de su área de acción.

Otra cosa sería traer al atacante originario de Varsovia  junto a Bernardo Silva. El lusitano es un auténtico jugón, que puede trabajar en la delantera o más retrasado, para ayudar en la construcción de juego conjuntamente con el resto de los centrocampistas, no obstante, línea por línea, desde Courtois hasta Benzema, el Real Madrid es claramente superior a su clásico rival. @mundiario

No hay dudas, el Real Madrid tiene la mejor plantilla de LaLiga
Comentarios