El dilema de Ernesto Valverde para la próxima temporada

Ernesto Valverde, entrenador. / Cadena SER.
Ernesto Valverde, entrenador. / Cadena SER.

Tras la negativa de Antoine Griezmann, el Barcelona se plantea dar el golpe en el próximo mercado de verano. Se presenta una gran disyuntiva en la mesa del Txingurri, ante un posible fichaje galáctico.

El dilema de Ernesto Valverde para la próxima temporada

El FC Barcelona ha vivido unos intensos últimos meses. El conjunto blaugrana tuvo que tolerar el descarado culebrón que protagonizó Antoine Griezmann. El mismo que terminó bien para el Atlético de Madrid, que se quedó con su joya, y mal para el Barça, que dejó escapar su principal objetivo. Sin embargo, la directiva catalana no ha tirado la toalla y tirarán la casa para conseguir a una estrella de primer nivel.

Y es que, a propósito del círculo mediático del que fue cómplice el francés, su rechazo resultó positivo para los azulgranas, que ahora disponen de los 100 millones de euros de su cláusula de rescisión. Días atrás, nos planteamos la pregunta: "¿Qué hará Josep Bartomeu y compañía con tal suma de dinero?". Precisamente, el 'no' del delantero colchonero ha abierto nuevas puertas, pues ahora la dirigencia de la Ciudad Condal no le quedará de otra que inclinar la balanza a favor de un fichaje para el centro del campo, una zona que, desde hace tiempo, clama a gritos ser atendida.

Como hemos señalado en las últimas semanas, muchos han sido los nombres que han aparecido en la agenda catalana: Thiago Alcántara, Christian Eriksen, Miralem Pjanic, Adrien Rabiot. Lo más seguro es que algunos de ellos desembarque en el Camp Nou este mismo verano (o eso es lo que se espera). Si bien hablamos de futbolistas de talla mundial y que, a priori, ofrecerían un rendimiento inmediato, surge una nueva incógnita: ¿De qué manera podría influir en la actual plantilla? Aquí está el meollo del asunto.

Cualquiera sea el fichaje estelar del Barcelona, Ernesto Valverde tendría un nuevo dilema, y no es otro que el cómo utilizar a la nueva incorporación en caso de que se llegase a concretar. El 'Txingurri' tiene claro que la llegada de un volante creativo puede, evidentemente, potenciar el once de gala, además de que el Barça podría recuperar la esencia de un juego de posesión que se ido desvaneciendo en los últimos años.

Sin embargo, queda por ver en qué posición jugaría el nuevo jugador. Está claro que para Valverde el doble pivote entre Busquets y Rakitic es intocable; por delante de ellos, desde el sector izquierdo, el puesto es para Philippe Coutinho, por lo que nos queda una vacante en el aire. Por ello, en principio, el nuevo centrocampista se ubicaría como interior derecho, con una posición levemente retrasada a la del brasileño, en pos de ayudar en la salida del balón y una circulación fluida.

De esta manera, los blaugranas prescindirían de un juego ofensivo, para retomar las riendas del fútbol con el que maravillaron a propios y extraños. Quedará por ver, también qué pasará con Ousmane Dembélé, que la próxima temporada, sin dudas, reclamará más protagonismo. @mundiario

El dilema de Ernesto Valverde para la próxima temporada
Comentarios