Buscar

MUNDIARIO

Después de seis años el Monumental de Núñez fue una verdadera fiesta

El Club Atlético River Plate se consagró campeón del fútbol argentino, y de esta forma corta una racha de seis años en que no cosechaba títulos en Primera División.

Después de seis años el Monumental de Núñez fue una verdadera fiesta
River, campeón del Torneo Final 2014, donde Fernando Cavenaghi es el hombre emblema.
River, campeón del Torneo Final 2014, donde Fernando Cavenaghi es el hombre emblema.

En la tarde de domingo se disputó la última fecha del Torneo Final del fútbol argentino, y las miradas estaban puestas en el Monumental de Núñez, donde el equipo de Ramón Díaz, quien dependía de sí mismo, goleó de manera contundente y categórica a Quilmes por 5 a 0, tirando por tierra todo tipo de especulaciones. Mientras que en Victoria, su inmediato perseguidor, Estudiantes de La Plata cayó 2-1 ante Tigre, y Gimnasia y Esgrima La Plata, el otro con posibilidades matemáticas, perdió de local por 1-0 frente a Boca.

De esta manera el Millonario logró el título 35° de su historia provocando un desahogo, esperado por mucho tiempo, tanto en la hinchada como en los propios protagonistas.

El Monumental explotó como pocas veces visto, los futbolistas, en las tribunas y el propio Ramón Díaz que junto a su hijo rompieron en llanto y abrazos interminables, dejando entrever todo tipo de sensaciones, intentando dejar atrás un pasado al cual deben de enterrar definitivamente. Su actualidad deportiva muestra a un River campeón, que bajo la conducción del glorioso DT de los 90 y con Fernando “Cavegol” Cavenaghi como goleador demuestran como los grandes renacen de las cenizas y de la mano de hombres de la casa, de emblemas que apuntalan esta resurrección.

En el partido ante el Cervecero River ganó con total autoridad, demostrando un fútbol totalmente ofensivo y de alto vuelo,  goleando por 5 a 0 y consagrándose nuevamente campeón de la primera categoría del fútbol argentino. Fernando Cavenaghi puso su sello a los 10 minutos del primer tiempo y Gabriel Mercado aumento a los 24. A los 17 de la segunda parte, Cristian Ledesma marcó un tercer golazo a través de un zapatazo de afuera del área, de esos que son para el recuerdo, Cavenaghi el cuarto a los 25 y Teófilo Gutiérrez cerró la goleada a los 44 tras una jugada netamente de contragolpe y a puro fútbol.

Al término del partido el estadio de “La Banda”, colmado con más de 60 mil personas, vivió unos festejos que fueron ejemplo de una excelente e impecable organización, donde no hubo invasiones de campo y los verdaderos protagonistas pudieron rendir la tradicional ofrenda de los campeones. Fuegos artificiales, cotillón y un micro para una nueva vuelta olímpica del más ganador del fútbol argentino. Después, la fiesta siguió en el Obelisco, donde miles de hinchas coparon la zona con banderas y cánticos dedicados a Boca. River fue un justo triunfador y celebró a lo grande.

Ahora solo resta la súper final ante San Lorenzo de Almagro que se efectivizará el próximo sábado 24 de mayo, donde los campeones del Torneo Inicial y Final estarán cara a cara en la Provincia de San Luis,  en el estadio Juan Gilberto Funes, para definir al mejor equipo de la temporada.

Es decir, que la alegría puede ser aún mayor. River, como campeón del torneo Final, deberá medirse ante San Lorenzo que se consagró en el Inicial, y definir al mejor equipo de la temporada en la denominada Súper Final.

Con este enorme triunfo River se aseguró un lugar en la Copa Libertadores de 2015, y si este sábado supera a San Lorenzo participará de la Copa Sudamericana que comenzará en el segundo semestre de este año.