El Deportivo tiene miedo a ganar

LFP_Juanfran_Lamento
Juanfran se lamenta tras una derrota / El Desmarque

Cuando el Deportivo se adelanta en el marcador, algo malo pasa. Málaga, Real Madrid, Granada, Valencia, Sevilla o Leganés se aprovecharon de esta situación. 

El Deportivo tiene miedo a ganar

Para muchos es una excusa fácil. Para otros, una realidad. El Deportivo de la Coruña tiene miedo a ganar. Siempre que se pone por delante en el marcador el equipo contrario acaba empatando o ganando el encuentro. Muchos de ellos, en los minutos finales. Ser aficionado del Deportivo es duro. Málaga, Real Madrid, Granada, Valencia, Sevilla o Leganés son algunos de los equipos que se aprovecharon de este maleficio.  Se le puede llamar miedo, falta de concentración  o conformismo pero lo que está claro es que el equipo gallego tiene un serio problema.

Todo empezó en el partido del Leganés. El equipo de Gaizka Garitano empezó ganando el encuentro con un gol del costarricense Celso Borges. El conjunto herculino dominaba el partido y se encontraba cómodo. Hasta que desconectó.  Dos rápidas acciones del Leganés remontaban el encuentro en la segunda parte. Dos tiros a puerta, dos goles. Era solo el principio. El equipo parecía que iba a romper con esa racha tras la victoria contra el Sporting de Gijón pero no fue más que un espejismo. En el siguiente partido en casa, contra el Valencia, volvió a ocurrir. A partir de ese momento, el miedo a ganar se volvió crónico.  

Granada, Sevilla y Málaga. Tres partidos seguidos y los tres partidos remontados en los últimos diez minutos. El Deportivo se iba sin premio tras jugar partidos muy serios. El Granada empató el encuentro en el 81, el Sevilla logró ganar un partido que tenia cuesta arriba en los últimos cuatro minutos del partido con los goles de Vitolo y Gabriel Mercado; y el Málaga se llevó la victoria en el 94 gracias a un golazo del canterano Ontiveros. Contra el Sevilla el Deportivo llegó a ganar con una diferencia de dos goles y contra el Málaga consiguió empatar a tres un partido que tenia perdido. En ambos se fue sin premio. En algunos casos, los cambios de Garitano provocaron ese problema. Un ejemplo fue la entrada de Arribas por Juanfran contra el Sevilla. La falta de concentración es alarmante.

De poco sirve golear en un partido si después pierdes tres seguidos en el descuento

Esa falta de concentración se volvió a ver este sábado. Esa pasividad que asusta y deja sin respiración. El equipo había realizado un partido notable, por no decir sobresaliente. Jugó de tú a tú contra todo un Real Madrid. Lo puso contra las cuerdas. El doblete de Joselu silenció el Bernabeú. Pero sucumbió, como muchas otras veces. En el peor momento se vino abajo. La pasividad de Borges en el gol de Ramos muestra la desconexión del equipo. El conformismo. Es duro vivir tres derrotas en el tiempo de descuento esta temporada. Y aún vamos en la jornada trece. De poco sirve golear en un partido si después pierdes tres seguidos en el descuento. Contra el Osasuna el equipo de Gaizka Garitano se juega un final, un punto de inflexión. Y esta vez sí, el miedo a ganar tiene que acabar.

El Deportivo tiene miedo a ganar
Comentarios