Buscar

MUNDIARIO

El Deportivo Abanca hace historia y el Deportivo de La Coruña hace el ridículo

El CD Lugo es el segundo equipo de la Liga de Segunda más goleado en casa, tras el Córdoba. El Deportivo fue incapaz de marcarle un solo gol. Por el contrario, un buen tanto de Lazo tras un clamoroso fallo del Deportivo en el centro del campo decidió el derbi gallego.

El Deportivo Abanca hace historia y el Deportivo de La Coruña hace el ridículo
El Deportivo Abanca ya es de Primera. / Mundiario
El Deportivo Abanca ya es de Primera. / Mundiario

Firma

Guillermo Fernández

Guillermo Fernández

El autor, GUILLERMO FERNÁNDEZ, es colaborador de MUNDIARIO, donde escribe, preferentemente, sobre fútbol. @mundiario

El Deportivo Abanca ha hecho historia este domingo en Gran Canaria, al lograr el ascenso a la máxima categoría del fútbol fememino nacional, tras vencer al CD Femarguín por 1-4, para un resultado global de la eliminatoria de 1-6. A su vez, el Deportivo de La Coruña hizo el ridículo en Lugo (1-0), renunciando prácticamente al ascenso a Primera División.

El CD Lugo es el segundo equipo de la Liga de Segunda más goleado en casa, tras el Córdoba. Pero el Deportivo fue incapaz de marcarle un solo gol. Por el contrario, un buen tanto de Juan Carlos Lazo decidió el derbi gallego del Anxo Carro.

De poco sirvió que la afición del Deportivo –lo único que queda de Primera en este club– arropase a los suyos como en los mejores tiempos de gloria. Sus jugadores viven en otro planeta y ven de nuevo mermadas las aspiraciones de los aficionados deportivistas en su lucha por el play off de ascenso.

El gran ambiente del Anxo Carro, con muchos seguidores del Deportivo, fue lo único que se salvó. En la primera parte el equipo blanquiazul falló por la banda derecha ante un entrenador impasible. Pudo marcar pero no lo hizo en medio de una profunda sensación de indolencia, aliviada por los gestos de contados jugadores. Un gol mal anulado a Carlos Fernández, por ejemplo, pudo rescatar al Dépor.

El Lugo, en puestos de peligro, demostró tener más oficio. Por alto el Deportivo no cogió un balón. Sus jugadores parecen no tener conciencia de lo que representan. Los cambios supusieron un aparente progreso pero vistos con perspectiva no sirvieron para mejorar. "¿Son una pandilla o un equipo de fútbol", se preguntaban algunos aficionados de A Coruña al abandonar en Anxo Carro, cabizbajos. Muy cabizbajos. @mundiario