Buscar

MUNDIARIO

¿Defiende la RFEF los derechos de las mujeres?

Mientras la Federación Alemana de Fútbol ha anunciado medidas drásticas frente al incumplimiento de los derechos de las mujeres, en España hacemos lo contrario
¿Defiende la RFEF los derechos de las mujeres?
El fútbol es toda nuestra vida
El fútbol es toda nuestra vida

Firma

Diego Gafo

Diego Gafo

El autor, DIEGO GAFO, es colaborador de MUNDIARIO. Desde 2010 mantiene el blog de actualidad 'Las cosas de DIEGVS'. Es trabajador social. @mundiario

La Federación Alemana de Fútbol, DFB por sus siglas en alemán, a través de su nuevo presidente Fritz Keller, ha anunciado que no mandará ninguna selección a partidos que tengan lugar en países en los que no se respeten los derechos de las mujeres. Ninguna selección de fútbol alemana; ni masculina ni femenina, ni de ninguna categoría, jugará un partido en países donde se menoscaben los derechos de la mujer. Puede parecer una noticia intrascendente, pero no lo es. Si cumple su amenaza, Alemania, la cuádruple campeona mundial, no acudiría al próximo Mundial de Fútbol que se disputará en Qatar en 2022, ya que este país sigue discriminando a las mujeres y a los homosexuales, entre otras lindezas... Esto es luchar contra las injusticias. Bravo por los alemanes. Toman medidas en las que se pierde no solo prestigio, sino dinero.

Mientras tanto, la Real Federación Española de Fútbol, RFEF, acaba de anunciar a bombo y platillo, que la Supercopa de España se celebrará en Arabia Saudí. A cambio de 12 millones de euros para los finalistas, casi 9 para los semifinalistas, y unos 50 que se embolsará la propia RFEF. Poderoso caballero es don dinero. Ya conocemos todos el respeto a los derechos humanos del reino saudí. Mientras Alemania da pasos significativos hacia el respeto por los derechos humanos, nuestros representantes se venden por una lluvia de petrodólares. Unos petrodólares manchados de sangre e ignominia. Pero eso ¿qué importa? Lo realmente trascendental es que unos cuantos van a llenarse los bolsillos. Y el resto de borregos a disfrutar del espectáculo. Algunos dirán, quizá sin equivocarse, que empresarialmente es un negocio perfecto. Lo cual parecer justificar todo. ¡Qué asco de país! Yo sigo pensando que es mejor honra sin barco que barco sin honra... pero claro, yo soy un antiguo.

Lo que hacen los alemanes es luchar contra las injusticias. Y lo hacen con contundencia. Es una medida impopular, sin duda. Pero necesaria. Mantienen sus principios. Sin embargo, aquí, en España pensamos que defendemos los derechos de los más desfavorecidos con camisetas reivindicativas, con eslóganes ingeniosos, o con lenguaje inclusivo. Piensa la RFEF que defender los derechos de las mujeres es promocionar el fútbol femenino. Craso error. Es inaceptable que casi todos los equipos de Primera División estén patrocinados por regímenes totalitarios o por casas de apuestas. ¿Cómo se justifica que nuestra selección vaya a países donde se lapida a mujeres y se ahorca a homosexuales? ¿Vamos a seguir mirando hacia otro lado mientras nos llenamos los bolsillos? Lo siento, pero lo que de verdad cambia el mundo son los hechos. El resto es postureo. Rosa Parks no pasó a la historia por escribir su desacuerdo en Twitter. Creo que ha llegado el momento de exigir a nuestros dirigentes que se respeten los derechos humanos. Y, para eso, hay que tomar decisiones. En algunas circunstancias, drásticas. Prefiero que mi país no acuda a estas citas y mantener la dignidad. Pero algo me dice que estoy errado.

Piensen.

Sean buenos.

Hacía tiempo que nuestra querida @BeatrizBagatela no nos obsequiaba con una canción. Imperdonable. Hay que retomar viejas costumbres. Para esta ocasión, la canción regalo es Amsterdam. Porque sencillamente hay que romper, cortar por lo sano. Poner encima los valores que importan. Y hacerlo con decisión, cueste lo que cueste. Porque no queremos ser como ellos y todos estamos bajo el mismo sol. La energía de este temazo es impresionante. He elegido una versión con las letras de la canción, para que no se pierda nada. Con todos ustedes: ¡Nothing but thieves! @mundiario