Daniel Ricciardo logra una nueva victoria en Spa tras el despropósito de Mercedes

Momento de la colisión de los dos Mercedes en "les Combes"/eurosport.com
Momento de la colisión de los dos Mercedes en les Combes. / eurosport.com

El piloto australiano logra su tercera victoria de la temporada en un Gran Premio de Bélgica marcado por el encontronazo de los dos pilotos de Mercedes.

Daniel Ricciardo logra una nueva victoria en Spa tras el despropósito de Mercedes

El piloto australiano logra su tercera victoria de la temporada en un Gran Premio de Bélgica marcado por el encontronazo de los dos pilotos de Mercedes.

Tras el parón veraniego el circo de la fórmula 1 volvía a ponerse en marcha en uno de los circuitos más míticos del mundial. El veloz circuito de Spa conserva la solera de los antiguos trazados, con una longitud de otra época (7.003m) y una constante de subidas y bajadas bordeando un sinuoso valle en el interior de las Árdenas.

Con un mes sin carreras el interés se había centrado en rumores de cambios de equipo, la llegada del jovencísimo Verstappen a la fórmula 1 y sobre todo a la rivalidad dentro de la escudería Mercedes. Y es que tras la carrera de Hungría se produjo una tensa reunión entre los pilotos y los dirigentes de la escudería, para establecer ciertas cuestiones de aquí al final de temporada. Toto Wolf, director de Mercedes GP, resumía la reunión entre sonrisas, afirmando que la única norma es que no choquen entre sí.

La parrilla

En un circuito en el que la velocidad es fundamental, las posibilidades de Red Bull y Ferrari, se reducían de forma drástica a favor de los equipos motorizados por Mercedes. Pero el verano belga siempre guarda alguna sorpresa, que en este caso se manifestaría en forma de tormenta brutal antes de la calificación. Así gracias al chaparrón, Vettel lograba ponerse tercero delante de Alonso y Ricciardo, por detrás de los dos Mercedes, que con dos segundos de ventaja siguen confirmando que no son de este mundo. Sin embargo para la carrera la tormenta fue mucho más madrugadora dejando paso a un sol espléndido y una carrera en seco.

Con todo dispuesto en la parrilla para iniciar la vuelta de calentamiento, el Ferrari de Alonso decidía que era un momento estupendo para no arrancar. Los mecánicos se esforzaban para ponerlo en marcha, manteniéndose en pista más tiempo del permitido, lo que le otorgaba al asturiano una penalización en el primer repostaje.

En la salida Hamilton lograba superar a Rosberg, que también era rebasado por Vettel que lanzaba a su Red Bull a la caza del inglés, hasta que su exceso de ímpetu le hacía saltarse la chicane de “les combes”, dejando de nuevo a los dos Mercedes en cabeza buscando el doblete. Poco duraría la situación, y es que en la vuelta siguiente Rosberg trataba de devolverle la pasada a toda costa a su compañero de equipo, con consecuencias desastrosas. Y es que tras no ser capaz de superar a Hamilton en la frenada, trataba de meter su monoplaza por un lugar imposible, el resultado fue una pequeña rotura del alerón de Rosberg y un pinchazo en el monoplaza de Hamilton. Las consecuencias para el inglés serían desastrosas, al tener que retornar a boxes despacio durante casi cuatro kilómetros.

Nueva carrera

Así en la vuelta 2 se abría una nueva carrera, con Hamilton descartado, y Rosberg con graves problemas de estabilidad la baraja se abría a nuevos candidatos. Y este año parece que está bastante claro que cuando los Mercedes ofrecen una mínima posibilidad, sólo hay un piloto que lo tiene claro desde el principio. Y es que tras el incidente de los Mercedes algo se encendía en el cerebro de Ricciardo, que iniciaba una remontada, rebasando a Alonso, y a Vettel para irse a buscar la gloria tras el alerón de Rosberg. El alemán le facilitaba el trabajo al verse obligado a sustituir el dañado alerón delantero en el primer repostaje, cediendo 7 segundos extra en boxes. Con todo a favor Ricciardo no fallaba fiel a su estrategia, gestionando las distancias, y logrando finalizar primero, delante de un desesperado Rosberg que cambiaba la estrategia a última hora apostándolo todo a un encuentro en pista que no llegaría a suceder.

Los “otros”

Por detrás Alonso perdía las esperanzas de gloria al cumplir 5 segundos de penalización en el primer repostaje, que lo metían dentro del paquete con vehículos más lentos con diferentes estrategias. Pese a ello el asturiano no se arrugaba y se lanzaba a adelantamientos imposibles con Pérez y Vergne, una racha que se vería frenada con Magnussen. El danés cerraba la puerta una y otra vez, llevando de paseo al asturiano hasta cederle el paso para entrar a boxes, con la promesa de nuevas emociones.

Hamilton muy retrasado, no lograba activar el modo “on fire” de anteriores carreras, circulando muy lento, sin ritmo y sin esperanzas de puntuar. En las últimas 20 vueltas sus comunicaciones con el box se limitaban a pedir el abandono para proteger el motor. Desde el muro le obligaban a permanecer en pista, esperando la posibilidad de un safety car, lluvia, o una aparición celestial. Lo que sí acabaría apareciendo sería una señal de aviso de exceso de temperatura que le obligaría a parar a cuatro vueltas del final.

Final trepidante

Con Ricciardo asentado en la primera plaza y Rosberg buscando cosas diferentes para tratar de acercarse, quedaba la incógnita del tercer ocupante del podium. Y en esto apareció Raikkonen, el finlandés, apagado durante toda la temporada, recuperaba la inspiración en su circuito favorito, rodando en tercera posición. Sin embargo, sería Bottas, otro finlandés que sí lleva encendido toda la temporada, el que le robaría la cartera a falta de 4 vueltas del final.

Tras ellos rodaba un lento Magnussen acosado por un incansable Alonso que como si fuese un “deja vu” volvía a desesperarse tras el alerón del danés. A 3 vueltas del final enlazaban con ellos Button y Vettel, y se iniciaba una lucha sin cuartel con hasta cuatro coches emparejados para entrar en “les combes”. Magnussen trataba de defender la quinta plaza por lo civil e incluso por lo criminal, hasta el extremo de ser sancionado con 20 segundos tras acabar la carrera por maniobras ilegales. Antes de eso, mandaría a Alonso a dar una vuelta por el césped a 300 km/h.

A río revuelto la ganancia suele ser para los pescadores, así Vettel que estaba octavo lograría la quinta plaza en el rebumbio de adelantamientos final, en el que Alonso tendría poco que decir al romper el alerón delantero al principio de la última vuelta.

Graves secuelas

Tras lo sucedido ayer en Spa las aguas bajan revueltas en varios equipos. Probablemente la palma se la lleva Mercedes, y es que cualquier atisbo de paz entre sus pilotos ha saltado por los aires, se espera un final de temporada caliente. En Red Bull las aguas tampoco bajan mejor, y es que Vettel está cada vez más mosqueado con los resultados de Ricciardo y la atención que tiene del equipo. En Williams empiezan a señalar a Massa como un problema en lugar de una solución, viendo los resultados de Bottas.

Y Ferrari, ay Ferrari quién te ha visto y quien te ve. En una carrera en la que podrían haber aspirado a más, un sinfín de errores les han retrasado, y van…  La entrevista de Alonso al final de carrera resultaba sobrecogedora, con un monoplaza en el que casi nunca nada funciona, hasta el extremo de no arrancar. En los últimos meses los rumores de ruptura surgen a diario, quizás desde este fin de semana aumenten. Y es que parece que el asturiano se ha hartado de esta situación, hasta el extremo de dejarse ver tomando un café en el motorhome de Red Bull. Dos semanas duras para la Scuderia, a las puertas de la carrera de casa. En Monza sabremos con quien están los tifosi.

Clasificación GP de Bélgica
1º Daniel Ricciardo (Red Bull)
2º Nico Rosberg (Mercedes)
3º Valtteri Bottas (Williams)
4º Kimi Raikkonen (Ferrari)
5º Sebastian Vettel (Red Bull)
6º Jenson Button (Mclaren)
7º Fernando Alonso (Ferrari)
8º Sergio Pérez (Force India)
9º Daiil Kvyat (Toro Rosso)
10º Nico Hulkemberg (Force India)
11º Jean Eric Vergne (Toro Rosso)
12º Kevin Magussen (Mclaren)
13º Felipe Massa (Williams)
14º Adrian Sutil (Sauber)
15º Esteban Gutiérrez (Sauber)
16º Max Chilton (Marussia)
17º Marcus Ericson (Caterham)

Daniel Ricciardo logra una nueva victoria en Spa tras el despropósito de Mercedes
Comentarios