El curioso destino de la plantilla del FC Barcelona de la temporada 1996-1997

luis-enrique-mourinho-guardiola-una-fotografia-
Luis Enrique, Mourinho y Guardiola en la temporada 1996-1997. / Twitter

La plantilla del Barça 96-97 estaba plagada de jugadores que tuvieron destinos muy curiosos como futbolistas o como entrenadores tras abandonar la nave azulgrana.

El curioso destino de la plantilla del FC Barcelona de la temporada 1996-1997

¡Penalti a favor de los locales! Toma el balón Ronaldo Nazario, coge carrerilla, dispara y… ¡para el portero!. El balón que llega a Figo, que centra raso y nuevamente Ronaldo empuja a las mallas. 1-0 y victoria para los locales en el partido de la máxima rivalidad.

Si a alguno de ustedes le preguntan de qué partido estamos hablando seguramente casi todos diríamos que de un Barcelona-Real Madrid, pero a la hora de preguntar que quien ganó aquel partido es muy probable que algunos se decantasen por la temporada en que Figo y Ronaldo coincidieron en el Barcelona y otros, en cambio, pensasen que nos referíamos a su etapa madridista. Es lo que tiene el extraño destino que deparó a dos de las más fulgurantes estrellas del FC Barcelona de la temporada 1996-97, que ambos acabaron unos años más tarde en el eterno rival. El primero –Figo- tras un tormentoso verano de 2000 y el otro –Ronaldo- tras su paso por el Inter y tras militar solo un año con los azulgranas. ¿Se imagina ahora alguien que Luis Suárez y Neymar acabasen vistiendo la camiseta madridista en unos años? Pues eso

El caso es que observamos la composición de la plantilla barcelonista de aquel año y vemos bastante hechos curiosos. Nos encontramos hasta 3 ex madridistas: Luis Enrique, Lopetegui y el croata Robert Prosinecki. Gran etapa la del asturiano en el Barça y bastante mala la que protagonizaron los otros dos. Pero por lo que se ve en esa década los trasvases entre los dos grandes del fútbol español se hicieron bastante frecuentes. Para que luego algunos hablen de amor a los colores, a la camiseta, al escudo y todo eso que les gusta tanto decir el día de la presentación.

Vamos con los canteranos. En aquel año la primera plantilla contaba con una excelente hornada conocida como “La Quinta del Pelat”, en honor a Iván De La Peña, su máxima figura y una de las grandes promesas del fútbol español. Contaba tan sólo con 20 años de edad y a su lado se encontraban jugadores como Roger (20 años), su hermano Oscar (23) y Albert Celades. Pues bien, tras pasar por otros equipos como la Lazio, el Valencia o el Celta, resulta que los tres primeros terminaron en el rival ciudadano, el Español y Albert Celades acabó militando en el Real Madrid. Lo mismo de antes ¿alguien ve a Bartra, Sergi Roberto o Rafinha en el Español? Bueno, pues no lo descarten del todo, que tampoco es tan imposible.

Y nos vamos a los técnicos. Volvemos a observar la plantilla y hay que reconocer que el entrenador de aquel año, el recordado Bobby Robson, debió haber hecho un gran trabajo, porque de aquella plantilla salieron algunos de los actuales técnicos de los mejores equipos europeos de la actualidad. No hay más que ver los partidos de la Champions League de este año para recordar los abrazos y elogios que se dedicaron hombres como Luis Enrique (entrenador actual del FC Barcelona), Guardiola (Bayern Munich), Lopetegui (Oporto) o Laurent Blanc (PSG). Todo ello sin olvidarnos de gente como Pizzi, que actualmente dirige al Club León de México y que entrenó al Valencia, o el anteriormente citado Celades, actual seleccionador español sub-21. Y ya unos cuantos escalones más abajo nos encontramos con Sergi Barjuan en el Almería o el Pitu Abelardo que lucha con su Sporting por volver a Primera División.

Y, por supuesto, no podíamos olvidarnos del destino que les deparó como entrenadores a dos miembros de aquella plantilla: uno como jugador y líder de aquel equipo –Guardiola- y otro en el papel de 2º entrenador y máximo contacto con la plantilla por los problemas de Robson con el idioma –Mourinho-. No es difícil encontrar en internet vídeos de la final de la Recopa de aquella temporada en la que, tras finalizar el partido, saltaron jugadores y técnicos del banquillo y se fueron a abrazar con los jugadores que estaban en el terreno de juego para celebrar la victoria. Quien les iba a decir a aquel jugador tan importante y a aquel entrenador que en aquel momento se abrazaban que unos cuantos años más tarde se iban a llamar de todo menos bonito. Supongo que los dos firmarían en aquel momento tener la carrera tan exitosa que están consiguiendo como entrenadores, pero me imagino que no firmarían las polémicas que tuvieron sobre todo en su época de entrenadores del Real Madrid y del Barcelona. O sí, vaya usted a saber…

En definitiva, una gran plantilla la del FC Barcelona de aquel año, que ganó una Supercopa de España, la Copa del Rey y la Recopa de Europa, siendo segundos en la Liga tras el Real Madrid.

Lo que vino después ya fue cosa del destino.

El curioso destino de la plantilla del FC Barcelona de la temporada 1996-1997
Comentarios