Buscar

MUNDIARIO

Vinicius se tiene que ver en el espejo de Martin Odegaard

El futbolista merengue está viendo cómo su compañero y compatriota Rodrygo le ha adelantado en la carrera por establecerse en el primer equipo. 
Vinicius se tiene que ver en el espejo de Martin Odegaard
Vinicius, jugador del Real Madrid. / RR SS
Vinicius, jugador del Real Madrid. / RR SS

Firma

Rafael Adolfo Vásquez

Rafael Adolfo Vásquez

El autor, RAFAEL ADOLFO VÁSQUEZ, es periodista, creador de contenidos multimedia, editor audiovisual y Community Manager. @mundiario

El Real Madrid tiene un agradable problema con la aparición de Rodrygo Goes en plan estelar. Para Zinedine Zidane el paulista se ha ganado por derecho propio a ser un fijo en el once inicial en los partidos estelares. Tiene gol, descaro, frialdad en momentos claves pero especialmente se nota que se divierte cuando está jugando, algo que no se aprecia en su compañero y también brasilero Vinicius Jr. 

Zidane en la rueda de prensa después del encuentro en la noche europea alabó a Rodrygo pero probablemente le mandó un recado indirecto a Vinny: "Nos alegramos por él porque al final cuando tiene la oportunidad de jugar lo hace bien. Ofensivamente sabemos su calidad pero también defensivamente trabaja" 

¿Qué le toca hacer al carioca? Después de la actuación de Rodrygo en Champions League lo que le queda al exflemengo es encomendarse a su talento y dar un paso al frente, cuando tenga una nueva oportunidad de mostrarse en el césped. Contra el Galatasaray, el marsellés ni lo convocó y después el exsantos se mostró decisivo para el holgado triunfo merengue.

En total Vinicius Junior acumula 10 partidos, un gol y una asistencia que se puede también interpretar que en el mano a mano con Rodrygo está perdiendo por goleada: 5 goles, una asistencia en 6 encuentros, es decir que este chico ha rentabilizado al máximo sus intervenciones y se ha dado la circunstancias, que estas han ocurrido cuando su equipo más lo ha necesitado. 

No todo son malas noticias para Vinny, porque quizás esta insurrección de su paisano puede servirle para que destape el tarro de las esencias y se muestre como el potencial crack que es. Tiempo tiene, talento y físico para el fútbol profesional también y únicamente le falta sangre fría, para actuar en momentos de extrema tensión. Si eso no ocurre inmediatamente, lo más sensato sería que el Madrid lo ceda a un club donde pueda jugar todas las semanas hasta que eso ocurra, tal y como le pasó a Martin Odegaard, que con su aventura en la Real Sociedad, previo paso por los Países Bajos,  se ha ganado su regreso anticipado a Concha Espina.@mundiario