Buscar

MUNDIARIO

La criticada actuación de Marcelo en el Clásico

El brasileño regresaba a la titularidad luego de varios partidos marginado en el banquillo. Su experiencia y jerarquía se impusieron ante un Reguilón que venía a la alza. Sin embargo, al técnico argentino no le salió su apuesta. El experimentado lateral, vuelve a estar en el ojo del huracán.

La criticada actuación de Marcelo en el Clásico
Malcom y Marcelo, futbolistas. / El Confidencial.
Malcom y Marcelo, futbolistas. / El Confidencial.

Marcelo vuelve a estar en el ojo del huracán. El lateral izquierdo del Real Madrid fue uno de los futbolistas más criticados del conjunto merengue tras el Clásico ante el Barcelona por Copa del Rey. Así como hubo jugadores que destacaron por su buen partido en el Camp Nou, como Vinícius, Modric o el propio Marcos Llorente –que le ganó la partida a Casemiro–, en la otra cara de la moneda se encuentra el brasileño.

Marcelo regresaba a la titularidad luego de varios partidos marginado en el banquillo. De hecho, no jugó ni un minuto el pasado fin de semana ante el Alavés. El brasileño, pues, se ganó un puesto en el once, en lugar de un Reguilón que estaba demostrando un gran potencial y apuntaba a titular, pero finalmente Solari se decantó –y no es para menos– por la jerarquía y la experiencia para afrontar un partido de alta exigencia.

Sin embargo, al técnico argentino no le salió su apuesta, ya que Marcelo dejó evidencia su falta de ritmo, especialmente en la jugada del gol del equipo azulgrana, en la que estuvo totalmente desacertado. El futbolista carioca dejó en su banda una autopista para que Malcom –que fue titular por el estado físico de Messi– se estrenara en su primer Clásico.

Luis Suárez estrelló, desde la izquierda, el esférico en el poste derecho del arco de Keylor Navas y el rebote le cayó justo a Malcom, quien se perfiló y lo mandó a guardar (Ramos, el capitán, prácticamente dejó pasar el remate). Rakitic también se encontraba en el área chica, pero ¿y Marcelo? No habían rastros del brasileño, que, si os fijasteis, apenas echó a correr cuando el balón llegó a los pies de su compatriota, cuando su tarea era, al menos, incomodarlo. Pero terminó siendo un espectador de lujo del empate azulgrana.

Marcelo, el que hasta no hace mucho estaba en el top 3 de los mejores laterales del mundo (incluso, encabezaba algunos ránkings), es cuestionada por el madridismo. El brasileño ha bajado mucho su rendimiento, sobre todo desde la llegada de Santiago Solari al primer equipo, quedando así, junto a Isco –quien no vio acción–, como uno de los futbolistas más señalados del plantel.

Sin duda alguna, no fue el partido de Marcelo. Estuvo lento en ataque y descolocado en defensa, a la hora de rearmarse atrás. Y la "guinda" de su actuación, la cereza del pastel, fue su desidia en el gol de los locales: bajó andando... @mundiario