Costa Rica: 1-0 sobre Haití, sin lujos y con la baja de Celso Borges

Celso Borges, de la selección de Costa Rica.
Celso Borges, de la selección de Costa Rica.

Triunfó 1-0 sobre Haití en el arranque de la eliminatoria mundialista de la zona de Concacaf. Un partido sin brillo pero que mantiene la supremacía de los ticos en los juegos celebrados en La Sabana.

Costa Rica: 1-0 sobre Haití, sin lujos y con la baja de Celso Borges

Triunfó 1-0 sobre Haití en el arranque de la eliminatoria mundialista de la zona de Concacaf. Un partido sin brillo pero que mantiene la supremacía de los ticos en los juegos celebrados en La Sabana.

Al caer la tarde, en los previos del juego, disfrutando un café y un panini frente al Estadio, observando y compartiendo con cientos de aficionados agolpados en el portón de acceso, esperando la llegada de la Sele.  Es la fiesta del pueblo tico, con todo y chonete, de blanco, azul y rojo, con vítores, porras y bailando al ritmo de "Pasión" que cantan los salseros de Son de Tikizia y que dice así: ..."zumba que zumba marimba de mi corazón..."  Llegó el bus y los aficionados en el orden de 35.000 personas, dispuestos a celebrar la primera victoria de la eliminatoria camino a Rusia 2018.

El partido inició con mucha parsimonia, Haití agrupado en su medio campo, en una franja de 25 metros buscando cerrar todo portillo de acceso a su área, cediendo la iniciativa y el balón a los ticos; estos por su parte, sabidos de antemano de dicho planteamiento, hicieron circular el balón de un flanco al otro, guiados por Celso Borges y el capitán Bryan Ruiz, catalizadores de las emociones, cuidando que el equipo no cayera preso de la desesperacion, jugando a ras de piso y apostando a su cambio de ritmo en el último cuarto del terreno en ataque, buscando con lupa una rendija por la cual penetrar y así fue como llegó el 1-0 al 28' por intermedio de Gamboa, el mimado de la afición.    

Después del gol, el partido siguió al mismo ritmo, Haití sin mayor ambición por ir en busca del empate y la Sele, paciente esperando un nuevo momento para repetir la dosis.  La afición dada la monotonía del partido, se dedicó a "montar olas" en las gradas, no sin cierta preocupación por la eventualidad del empate que no llegó, gracias a la buena acción del meta Pemberton en un balón desviado al poste.  Al final  de la primera parte, acción brusca contra Borges en el medio del campo, con resultado de fractura en el quinto dedo de su pie izquierdo.  

El segundo tiempo, sin brillo, Costa Rica perdió fuelle sin la presencia del 22 del Deportivo de La Coruña en la conducción del juego y Haití con cierta mejoría fue al frente, pero sin claridad en ataque, ayuno de jugadores que pudiesen marcar diferencia. Al final quedó la impresión de que el técnico de los ticos Oscar Ramírez, fiel a su libreto, se dio por satisfecho desde el mismo momento en que su equipo se puso al frente en el marcador, no arriesgó su esquema defensivo, pensando más en el duro juego que enfrentará Costa Rica en Panamá, tan solo cuatro días después.

Costa Rica: 1-0 sobre Haití, sin lujos y con la baja de Celso Borges
Comentarios