Correr ya no es de cobardes o el ‘boom’ del deporte popular en España

Carrera Popular del diario El Correo Gallego. /ECG
Carrera Popular del diario El Correo Gallego. /ECG

La carrera a pie, el footing, aquel deporte hasta hace poco tan minoritario y solo apto para sufridores solitarios (hombres, básicamente), está ahora, en cambio, muy de moda.

Correr ya no es de cobardes o el ‘boom’ del deporte popular en España

La carrera a pie, el footing, aquel deporte hasta hace poco tan minoritario y solo apto para sufridores solitarios (hombres, básicamente), está ahora, en cambio, muy de moda. Es quizás la disciplina más fácil de practicar, más económica y con progresión más rápida.

“Correr es de cobardes”, exclama irónico el atleta santiagués Pedro Nimo, uno de los corredores gallegos más dotados de todos los tiempos. Sobrevuela la pista del estadio universitario de Santiago de Compostela sin aparente esfuerzo; su cuerpo parece haber sido diseñado para esto. Concluye el “entreno” y comenta al rato que va a preparar los planes de entrenamiento para medio centenar de chicos y chicas. Corredor destacado, ahora también entrenador y, dentro de pocos días, propietario de un establecimiento deportivo en la capital gallega. Porque el atletismo, o más bien, la carrera a pie, aquel deporte hasta hace poco tan minoritario y solo apto para sufridores solitarios (hombres, básicamente), está ahora, en cambio, muy de moda.

En la Maratón de Nueva York del pasado domingo día 3, tomaron la salida más de 50.000 corredores. Llegaron a meta unos 48.000, después de recorrer los 42.195 metros de distancia de esta durísima prueba. Entre ellos, muchos famosos que, orgullosos, dieron noticia de su participación. Como aquella sex-symbol de los 90, Pamela Anderson, hasta altos ejecutivos españoles de multinacionales que fueron saliendo estos días en la prensa más o menos rosa. La clásica carrera popular de la capital de Galicia reúne cada octubre a cerca de 6.000 aficionados y llega a haber competiciones como La Cursa de Barcelona (de 10 kms) que en mayo reunió a 72.047 corredores!

Series de televisión como uno Un país para comérselo (TVE) aparecen con su presentadora, Ana Duato, corriendo entre los viñedos de Lanzarote. Y programas de grandes audiencias como el magazine de los fines de semana de Radio Nacional ofrecen, cada domingo, el calendario de las carreras populares.

ES evidente que algo ha cambiado. Y las causas las podemos encontrar en varios frentes. La carrera a pie es sin duda el deporte más fácil de practicar, el más económico y el que tiene una progresión más rápida (se mejora enseguida).  Por otra parte, la reacción frente a la comida basura y la vida rápida, en el binomio “aliméntate bien y haz deporte”. También hay, creo, otra causa: el paro. La crisis ha dejado con demasiado tiempo libre a mucha gente en España. Los más animados son capaces de ponerse las zapatillas y aprovechar ese ocio obligado.

Pedro Nimo ganó este domingo una de las carreras más populares de España, la Behobia de San Sebastián. (Una prueba que, lamentablemente, vivió la tragedia de ver morir una de las participantes por parada cardíaca). En la web de este célebre atleta se dice “La vida es una maratón”.  Podríamos completar el acertado lema del  gran atleta gallegoa con otro del afamado escritor japonés Haruki Murakami, quien en su libro De que estoy hablando cuando hablo de correr (2009), sentencia: “Ganar a uno mismo o perder. Solamente existe eso”.

Correr ya no es de cobardes o el ‘boom’ del deporte popular en España
Comentarios