Buscar

MUNDIARIO

El City hipoteca la continuidad del Madrid

Los ingleses se van del Bernabéu con una victoria 1-2. En cinco minutos los jugadores de Guardiola le dieron vuelta al marcador. Se complican las cosas para los merengues de cara al partido de vuelta.

El City hipoteca la continuidad del Madrid
Jugadores del Manchester City celebran el gol de la victoria. / UEFA
Jugadores del Manchester City celebran el gol de la victoria. / UEFA

Firma

Manolo Portillo

Manolo Portillo

El autor, MANOLO PORTILLO, colaborador de MUNDIARIO, es periodista y redactor de contenido con más de 18 años de experiencia en periódicos digitales, agencias publicitarias y marketing digital de España y Latinoamérica. @mundiario

Las vacas flacas siguen pernoctando en el Madrid. Dos semanas de terror para el conjunto que dirige Zidane a poco menos de cuatro días para enfrentarse al Barcelona en el Clásico de Liga. Una derrota que duele y pega, más aún cuando se tenía la victoria, pero el ímpetu del Manchester City pudo más que las ganas de los merengues por terminar el partido con una victoria. Ahora la clasificación a cuartos en el torneo continental está prácticamente hipotecada.

El City mereció ganar. Nunca perdió las ganas de hacer daño. Lo hizo durante los 90 minutos gracias  las internadas de Gabriel Jesús, quien consiguió su premio con un cabezazo venciendo a Sergio Ramos, a primera vista se vio falta sobre el andaluz, pero el VAR y el árbitro principal italiano, Daniele Orsato, no vieron infracción alguna, así que el brasileño celebraba el empate.

Pero las inquietudes del Madrid se acentuaban y en menos de un parpadeo Rasheen Strling hace que Carvajal le cometa falta y otra vez el árbitro no duda en pitar la pena máxima para que De Bruyne creara el escenario más tétrico para los madridistas –el 1-2–, que ahora deberán ir a buscar un resultado milagroso en el partido de vuelta.  

No cabe duda que el Madrid dejó escapar una oportunidad única para seguir tranquilo en la Liga de Campeones. Ahora en menos de 15 días la situación de los blancos incomoda porque están hipotecando una temporada que parecía sublime. Sin duda la superioridad que se vio en enero se hizo fantasía en febrero, pues el equipo de Zidane no es ni la mínima copia de lo que tenía en enero.

Por lo menos la entrada de Vinicius tuvo sus frutos y el brasileño pudo asistir a Isco para que el malagueño abriera el marcador. Lo que parecía una victoria blanca terminó por ser una pesadilla inglesa. Los de Guardiola ganaron el partido sin atenuantes. Ahora en la vuelta tendrán que enfrentar al City sin Sergio Ramos, pues se fue al vestuario expulsado. @Mundiario