Carta de un socio madridista a su presidente con motivo de los cambios en el escudo

Aspecto del Santiago Bernabéu en el último Real Madrid - Barcelona.
Aspecto del Santiago Bernabéu en el último Real Madrid - Barcelona.

Jaime de la Lastra, colaborador de FM y socio del Real Madrid, le ha enviado una carta al presidente del Real Madrid mostrándole su disgusto por la inadecuada utilización del escudo.

Carta de un socio madridista a su presidente con motivo de los cambios en el escudo

El socio del Real Madrid y colaborador de FÚTBOL MUNDIARIO Jaime de la Lastra le ha remitido a Florentino Pérez, presidente del Real Madrid una carta mostrándole su disgusto por lo que considera una inapropiada y mercantilista utilización del escudo de su club. Éste es el texto íntegro de la misiva:

Muy Sr. Mío:

Me pongo en contacto con usted en mi condición de socio del Real Madrid Club de Fútbol, en referencia a la noticia aparecida en la prensa recientemente acerca de la alteración del escudo de nuestro club en las tarjetas bancarias que el National Bank of Abu Dhabi va a comercializar, en virtud del acuerdo comercial alcanzado con dicha entidad.

Sin perjuicio de que esté de acuerdo en líneas generales con su política económica y la expansión del Real Madrid a lo largo y ancho del mundo, me causa una gran decepción y un profundo rechazo, el hecho de que en ocasiones como la que nos ocupa dicha expansión se lleve a cabo a costa de alterar nuestra imagen, en especial en un símbolo tan importante como es el escudo del Real Madrid.

En el supuesto de que lo ignore, la cruz situada en la parte superior del escudo forma parte de la corona, añadida al distintivo desde que el 29 de junio de 1920 el Rey Alfonso XIII concediera al club el título de “Real” y ha permanecido inalterada en nuestro escudo hasta nuestros días, con excepción del paréntesis que supuso la II República Española.

Asimismo, el escudo del Real Madrid está descrito en el artículo 8 de nuestros estatutos sociales de la siguiente manera:

El Real Madrid Club de Fútbol usará como color oficial el blanco, ostentando un escudo consistente en un círculo de trazo grueso, cuyo interior se encuentra atravesado en sentido diagonal, de izquierda a derecha, y de arriba abajo, por una franja, apareciendo en su interior las iniciales MCF entrelazadas y, como complemento, en la parte superior del círculo y fuera de él, figura una corona real. La franja diagonal es de color morado y el círculo y las letras MCF en oro.

Desconozco los pormenores del contrato celebrado con el National Bank of Abu Dhabi y por supuesto no tengo conocimiento de sí la retirada de la cruz de la corona de nuestro escudo es una imposición contractual, una sugerencia por su parte o una medida graciosa de la Junta Directiva que usted preside, pero desde luego en virtud de los vigentes estatutos sociales del Real Madrid, la alteración del escudo supone a mi juicio una violación del citado artículo 8 cuya eventual modificación es potestad de la Asamblea General Extraordinaria en virtud del artículo 31 b) 1 de los estatutos sociales. Dicho en otras palabras, estando el escudo descrito en nuestros estatutos sociales y siendo como es conocido por el mundo entero desde hace más de 90 años, correspondería a la Asamblea General Extraordinaria su modificación, previa a la modificación del artículo estatutario que lo describe, sin que la Junta Directiva ostente competencia alguna para alterar el escudo a su mejor entender.

En mi opinión, el Real Madrid nunca debería prestarse a hacer negocios en el mercado árabe (o cualquier otro lugar) a costa de alterar su imagen por las supuestas sensibilidades que pudiera herir entre los que dicen ser aficionados del Real Madrid en esas tierras, profesando la fe musulmana. Si algo distingue a nuestro club a lo largo de la historia es haber sabido estar por encima de ideologías y credos durante sus ya 112 años trayectoria, siendo sus valores universales el espejo en el que se miran gentes de todo tipo y condición en todo el planeta.

Los madridistas, Sr. Presidente, admiramos lo que representa el Real Madrid sin importar la cultura de la que provengamos pues entendemos que el sacrificio, la entrega, el nunca perder la esperanza, el compañerismo, la camaradería y el honor, no entienden de fronteras ni religiones. Al respecto del honor me atrevería a decir que la gran parte del madridismo prefiere honor sin barcos, que barcos sin honor, o en términos del S.XXI preferimos no hacer negocios con unos señores que nos entregan petrodólares a cambio de alterar nada menos que nuestro escudo porque a ellos nos les gusta. De seguir así llegará el día en el que el color blanco ofenda alguna cultura y tengamos que cambiarlo por el negro, con un dragón estampado por ejemplo.

Puede creerme que conozco bien el mundo árabe, en el que me he relacionado tanto por motivos laborables como de simple viajero, y jamás he visto a una sola persona rechazar un billete de dólar a pesar de que en ellos se encuentra impresa la leyenda: In God we trust; ni tampoco una libra esterlina a pesar de salir una mujer descubierta en todos sus billetes. Por supuesto a nadie se le ha ocurrido requerir o sugerir a los gobiernos de los Estados Unidos o el Reino Unido de la Gran Bretaña que cambiaran el diseño de sus divisas a la hora de comerciar con ellos. Es más, me atrevería a decir que en el National Bank of Abu Dhabi custodian una ingente cantidad de dólares y libras sin que nadie se haya escandalizado por ello.

El crecimiento económico de nuestro club es vital para su futuro y seguramente sea en la misma medida inevitable y conveniente realizar negocios en el mercado árabe, pero le ruego Sr. Presidente que en todo momento la imagen de nuestro club se mantenga inalterada y que suponga una prioridad para la Junta Directiva que todo el que se declare admirador del Real Madrid Club de Fútbol respete, en su integridad y sin reservas, nuestros símbolos.

Por ello le requiero expresamente, confiando en que prevalecerá su buen juicio y buen hacer, para que subsane este lamentable episodio a la mayor brevedad, restableciéndose el escudo del Real Madrid en su integridad.

Sin otro particular,

Carta de un socio madridista a su presidente con motivo de los cambios en el escudo
Comentarios