Buscar

MUNDIARIO

Carrera de infarto, donde los protagonistas no fueron los pilotos

En las últimas vueltas del gran premio de Silverstone, tres pilotos vieron sus posiciones comprometidas por el pinchazo de sus neumáticos, quienes tuvieron el papel principal en el show.

Carrera de infarto, donde los protagonistas no fueron los pilotos
Hamilton vencedor en Silverstone. / RRSS
Hamilton vencedor en Silverstone. / RRSS

El espectáculo de la Formula 1 llegaba al circuito británico de Silverstone. El jueves saltó la noticia de un posible contagio de un piloto, Sergio Pérez, que tras realizarle una segunda prueba confirmó los peores pronósticos. El mexicano ya no se subiría al monoplaza en todo el fin de semana, siendo sustituido finalmente por Nico Hülkenberg. Este último no pudo disputar la carrera por un problema en el motor y caja de cambios de su vehículo. Parece que los problemas se le acumulan a la escudería británica que también tenía en mente anunciar en este gran premio la contratación para la campaña del año que viene del piloto alemán tetracampeón mundial, Sebastian Vettel.

Pero el protagonista del gran premio no fue ni Racing Point, ni Vettel, ni Hülkenberg, ni Sergio Pérez, sino los neumáticos. 52 giros tenían que dar los pilotos al circuito, y cuando llevaban 50 Valtteri Bottas, que en ese momento ocupaba la segunda posición, vio cómo su rueda delantera izquierda reventaba, lo que le supuso una pérdida de 10 posiciones. La misma suerte corrió el español Carlos Sainz, quien sufrió la misma complicación cuando rodaba 4º, lo que suponía 12 puntos en el campeonato, y finalmente cruzar la meta 14º, también 10 puestos perdidos. El gran premio arrancó genial para el piloto de Mclaren, quien realizó una salida memorable, pero de poco sirvió con el pinchazo final. Parece que este año no está siendo el de Carlos, pues tras anunciar su fichaje por la escudería de Maranello.

Por último, el ganador de la carrera Lewis Hamilton que corría en casa, también reventó el mismo neumático que los otros dos pilotos, pero en este caso el británico tenía una ventaja considerable que le sirvió para lograr cruzar la meta en primera posición. Esa gran ventaja se debía a que el segundo clasificado, Max Verstappen, a pesar de estar en contra de la decisión de su equipo, entró en boxes en los últimos giros de la carrera para tratar de conseguir la vuelta rápida del día y así lograr sumar un punto extra. Debido a esta decisión perdió una distancia que lo alejó del puesto más alto del cajón del GP de Silverstone. Con estos resultados el campeonato mundial se pone muy cerca de ocupar las vitrinas de Lewis Hamilton, pues a falta de 6 carreras la brecha con el segundo es de 30 puntos cuando sólo se han disputado 4 grandes premios. El británico ha sumado 88 puntos de 104 posibles.

No es la primera vez que sucede esto en el circuito de Silverstone, pues en el 2013 pasó algo similar, aunque no con unas consecuencias tan graves. @mundiario