El Cádiz vuelve sobre sus pasos al 'statu quo' y no privatizará la información

Estadio Ramón de Carranza.
Estadio Ramón de Carranza.

De haber continuado en sus trece, el Cádiz habría intentado poner puertas al campo al imponer una especie de privatización de la información. Se impuso la sensatez.

El Cádiz vuelve sobre sus pasos al 'statu quo' y no privatizará la información

El Cádiz ha jugado con fuego y a punto ha estado de quemarse. Poco después del sorteo de la fase de ascenso a Segunda División que tuvo lugar el lunes, el apoderado de 'Locos por el balón' (el grupo inversor que maneja casi la mitad de las acciones del Cádiz), Carlos Medina, anunciaba una medida insólita en una categoría como la Seguda División 'B'; hacer pagar a los medios de comunicación cinco euros por cada profesional acreditado que cubriese el encuentro de este próximo domingo frente al Hospitalet. Una medida dirigida tanto a periodistas locales como a forasteros.

Lo que en un principio era una imposición por parte de una empresa que ha dado un balón de oxígeno al Cádiz en el terreno económico, pasó a ser posteriormente una puerta abierta a la colaboración voluntaria. Carlos Medina,quien además es periodista, volvió sobre sus pasos y decidió recular al anunciar horas más tarde en su cuenta de Twitter: “A petición de varios medios y periodistas y para mantener relación lo más normal posible, la colaboración de 5 euros para los medios de comunicación será voluntaria”.

De haber continuado en sus trece, el Cádiz habría intentado poner puertas al campo al imponer una especie de privatización de la información. Una postura que, además, tampoco hubiese sido rentable en caso de un hipotético plante de los medios. Y es que el puñado de billetes de cinco euros estimado desde el club gaditano en un principio no podría haber superado, en ninguno de los casos, al valor, como concepto inmaterial, perdido por los propios aficionados, privados de una información profesionalizada.

'El Cádiz somos todos' es el lema que desde el club amarillo han fijado para el próximo encuentro. Lo que se pretende es que todo aquel que acuda al municipal del Ramón de Carranza pague un mínimo de cinco euros, incluyendo abonados y personas con pase de palco o invitación. Incluso los jugadores tendrán que pagar esta cantidad por cada entrada de cortesía que suelen repartirse entre los integrantes de la plantilla y cuerpo técnico.

Aunque la llegada de este grupo inversor ha supuesto un alivio económico a las maltrechas arcas gaditanas, desde 'Locos por el balón' ya han asegurado que el club aún no es económicamente  viable, por lo que han optado por pedir la colaboración de todos. En el aspecto social, los ánimos están plenamente recuperados tras el fiasco deportivo de la campaña anterior. Sirvan como ejemplo los más de 2.000 aficionados que el pasado domingo apoyaron al equipo en el último partido de liga regular en Cáceres.

No es recomendable que clubes de fútbol de estas características rompan el 'statu quo' con los medios de comunicación. Que una de las dos partes adquiera una posición dominante, por vacío o marginación informativa los segundos o por intentar cobrar a los medios los primeros, solo tiene un único perjudicado; el aficionado. Con un buen entendimiento, sin embargo, todos pueden sacar beneficio, ya que los medios aprovechan el consumo de información de la masa social y a la vez pueden contribuir a que ésta crezca, beneficiando a la entidad y a la vez a sí mismos mediante una cadena perfectamente engrasada.

 

El Cádiz vuelve sobre sus pasos al 'statu quo' y no privatizará la información
Comentarios