Lo bueno, lo feo y lo malo de Ronald Koeman como entrenador para el Barça

Ronald Koeman. / Instagram
Ronald Koeman. / Instagram
El técnico asume las riendas mientras que el club está sumido en una crisis institucional y deportiva que no vive el barcelonismo desde los tiempos de Gaspart.
Lo bueno, lo feo y lo malo de Ronald Koeman como entrenador para el Barça

Ronald Koeman no es un personaje nuevo en el panorama futbolístico español. Se trata de uno de los defensas que marcó la pauta en los años noventa con el Barcelona y que con su gol de tiro libre contra la Sampdoria en 1992 puso a su equipo por primera vez en lo más alto de la Copa de Europa.

Después de retirarse de colgar las botas, fue asistente de Louis Van Gaal en la temporada 1998-1999, antes de emprender su primer viaje en solitario como estratega y entre otros destinos vivió altos y bajos en su país natal, Portugal, en el Valencia y en la Premier League. Sin duda se trata de un trotamundos de los banquillos, que ahora tiene el gran reto de su vida con el club de sus amores al que llega después de abandonar a la selección de neerlandesa a la que clasificó para la Eurocopa 2021. 

Teniendo esto en cuenta, cabe preguntarse si la figura de Koeman como entrenador le conviene al Barça y por ello, para que ustedes estimados lectores saquen sus propias conclusiones, MUNDIARIO les mostrará al estilo de uno de los mejores westerns de todos los tiempos, El Bueno, El Feo y El Malo, lo trae consigo la contratación del legendario exdefensor: 

Lo Bueno:

Koeman es un hombre comprometido con Can Barça, algo que lo impulsó a desligarse rápidamente del acuerdo que tenía con la Real Asociación Neerlandesa de Fútbol cuando Bartomeu lo llamó.  El hombre no lo dudó ni un instante aunque que conoce que su deber será poner las cosas en orden, después del destrozo perpetrado por el 2-8 por parte del Bayern Múnich, sin duda un partido que significó toda una bofetada para todo lo que significa el legado de Cruyff, que alcanzó la excelencia en la época de Pep Guardiola y que con el paso de los años ha ido perdiendo eficiencia en el escenario continental, llevando a Messi y a sus compañeros a caer sometidos sucesivamente ante el Atlético de Madrid, Juventus de Turín, AS Roma, Liverpool y por supuesto ante el campeón Bundesliga. 

Sin duda es el peor panorama para llegar por primera vez al club donde él lo ganó prácticamente todo como jugador, pero es lo que hay y no se lo ha pensado mucho para darle el sí quiero a Bartomeu, justamente cuando su selección volvía a posicionarse como protagonista en Europa después de una decepcionante etapa, que los llevó a quedar fuera del Mundial de 2018.


Quizás te pueda interesar:

Griezmann uno de los más beneficiados tras la llegada de Koeman

¿Sabes qué hablaron Messi y Koeman en su primer encuentro?

Bartomeu sueña con Van de Beek para complacer a Ronald Koeman


Con un equilibrado 4-2-3-1 llevó a la orange a la finalísima de la Liga de las Naciones contra Portugal, y aunque el solitario tanto de Gonçalo Guedes los alejó del sueño de un nuevo título internacional, algo que no consiguen desde 1988 cuando él mismo estaba en activo, la realidad es que sus hombres dejaron un buen sabor de boca con sus actuaciones mostrando gran solidez en todas sus líneas y convirtiendo a sus jugadores en compañeros solidarios muy alejados de las actitudes individualistas que caracterizaron a la generación de Robben y Sneijder en los últimos tiempos. 

Otro detalle a tomar en cuenta es su fuerte carácter, que lo ayuda a tomar decisiones duras pero necesarias en momentos difíciles. Si algo puede tener fe el barcelonismo es que a Koeman no le temblará el pulso, para sacar a las vacas sagradas del vestuario del Camp Nou. 

Lo Feo

Aunque se ha ganado el respeto de sus futbolistas durante su paso en la selección, Ronald Koeman no cayó muy bien en otros vestuarios. La  situación que vivió en el Valencia ejemplifica que sus fortalezas no pasar por la diplomacia ni las comunicaciones fluidas. Joaquín Sánchez no tuvo piedad ni disimulo en atacarlo ante los medios de comunicación por ese preciso detalle.

"En cinco meses ha destrozado el equipo y tiene la poca vergüenza de no despedirse del vestuario y decir las cosas a la cara. Ha demostrado ser mal entrenador y de buena persona tiene poco". Unas palabras que contestaban a las durísimas declaraciones del entrenador: "Joaquín costó 30 millones y rindió por 30 euros". El sevillano además lanzó un dardo envenenado en aquel entonces, dejando entrever que el mister bebía más de lo recomendado: "De lo único que se preocupaba era de tener cinco o siete botellas de vino en la cena".

Incluso el capitán David Albelda lanzó un tuit profético en 2014 que decía lo siguiente: "Hoy veo a gente hablar de Koeman. Ojalá algún día entrene al Barcelona así se igualaría algo la liga.". Esas palabras en la red social fueron toda una declaración de pensamientos del antiguo internacional español contra su exentrenador. Ni el paso de los años parecen que han provocado un cese al fuego verbal. 

¿Se imaginan lo que ocurrirá con Messi ? Si algo ha quedado claro en los últimos años es que el crack argentino es la figura más importante del club blaugrana. Antes de Koeman, era imposible que cualquier entrenador impusiera su autoridad sobre el capitán; las cosas quizás cambien con el tulipán rubio porque si algo ha demostrado en sus años en los banquillos es un exceso de actitud y fuerza en sus planteamientos. Ni hablar de Gerard Piqué, que siempre ha dejado claro que no tiene pelos en la lengua para increpar a sus adversarios, pero tampoco contra su directiva, compañeros o técnicos de turno.

Lo Malo

Ronald Koeman llega en pleno momento de crispación de la masa social contra la gestión de Josep Maria Bartomeu. Después de la tremenda sacudida aplicada por el Bayern, sus grandes oponentes Víctor Font y Joan Laporta le pidieron que llamara a elección junto con su renuncia como presidente. Lo único que ocurrió es que el mandatario adelantó las elecciones para el próximo mes de marzo y de paso tendrá la última palabra en la confección de una plantilla totalmente remozada a imagen y semejanza del nuevo técnico que no cuenta para ninguna de las dos opciones que se disputarán el máximo cargo de la institución. 

Font ya avisó en El Partidazo de COPE que de resultar ganador, su técnico será otra leyenda del ciclo más glorioso del club:  "Koeman no seguiría con nosotros aunque gane todo; hemos elegido a Xavi (Hernández)". El candidato además lamentó que pusieran al neerlandés en esta posición de desventaja profesional:  "Ronald es un mito del barcelonismo. Deseamos que tenga todo el éxito del mundo, pero parece más un parche. Nosotros llevamos trabajando en este proyecto siete años y hay que construir con las luces largas puestas. Koeman no sería nuestro entrenador aunque ganase la Liga, Copa del Rey y Champions League"

Entretanto Laporta también contaría con Xavi para que intente retomar el rumbo perdido, como una especie de Pep Guardiola renovado. Sin dudarlo lo único que hace el expresidente es atizar a Bartomeu con fuertes declaraciones vía Twitter: "Después de esta dolorosísima derrota, las declaraciones del presidente Bartomeu son, una vez más, una muestra de cobardía e ineptitud. La incompetencia de él y su junta los inhabilita para tomar más decisiones que condicionen el futuro del Barça", aseguró el que fuera ex mandatario del cuadro azulgrana entre 2003 y 2010.

El exzaguero por tanto sabe que estadía en el banquillo del Camp Nou tiene fecha de caducidad. A pesar de ello acepta el reto pero el los líos alrededor del clima electoral muy seguramente jugará en contra de su trabajo. @mundiario

Lo bueno, lo feo y lo malo de Ronald Koeman como entrenador para el Barça
Comentarios