Los equipos de la parte baja de la Liga empiezan una carrera de fondo

Estadio de Riazor antes de la reforma. / PrishtinaLund
Estadio de Riazor. / PrishtinaLund

Mientras en la Premier un recién ascendido como el Middlesbrough lleva invertidos 20 millones en fichajes, en la Liga española el mayor desembolso de la parte baja es de 11 millones.

Los equipos de la parte baja de la Liga empiezan una carrera de fondo

Confeccionar una plantilla competitiva en la Primera División española es complicado. Y sin dinero, más aún. Los equipos de la parte baja de la tabla se encuentran todos los años con los mismos problemas: tener que fichar entre 10 y 12 jugadores nuevos para sus plantilla. Jugadores cedidos, libres o de bajo coste. Gastar poco y fichar mucho y bien. Esa es la complicada tarea de los directores deportivos en la Liga.

Cualquier equipo recién ascendido se encuentra en la tesitura de crear una plantilla completamente nueva, más competitiva y acorde a la liga en la que participa. Necesita fichar varios jugadores por posición, pero no cuenta con el suficiente presupuesto. Es por ello que los equipos se endeudan con descartes de grandes clubes, cesiones o contratos por un año de viejas glorias, lo cual hace que este método no funcione. Si el equipo se mantiene en primera, tendrá que volver a fichar a otros diez jugadores de cara a una nueva temporada, y si desciende se tendrá que desprender de los pocos jugadores que tiene con contrato al no poder hacer frente a sus fichas en segunda división.

En este problema se encuentran la mayor parte de los equipos de la la supuesta Liga de las Estrellas. Equipos como el Deportivo de La Coruña, el Sporting de Gijón, Las Palmas, o los recién ascendidos como el  Alavés, el Leganés o el Osasuna, empiezan una carrera de fondo por hacerse con los jugadores más cotizados de su reducido mercado.

El Betis es solo una excepción, ya que el resto de equipos no se ha gastado nada pese a incorporar hasta cinco jugadores nuevos como en el caso del Deportivo de La Coruña

Mientras en otras ligas, como la Premier, donde un recién ascendido como el Middlesbrough lleva invertidos 20 millones en fichajes, en la liga española el mayor desembolso de un equipo de la parte baja lo ha realizado el Real Betis, gastando 11 millones en la incorporación de cuatro nuevos jugadores. Es solo una excepción, ya que el resto de equipos no se ha gastado nada pese a incorporar hasta cinco jugadores nuevos como en el caso del Deportivo de La Coruña.

Un verano más, vuelven los rumores de todos los años. La ilusión de un año tranquilo o el miedo a perder a tu jugador franquicia se apodera de los aficionados. Comienza el duro trabajo de los directores deportivos: viajes exprés para fichar a un jugador, contactos con representantes o con patrocinadores son algunas de las tareas que realizarán durante los dos próximos meses. Sin prisa pero sin pausa. Porque a estas alturas, un fichaje fallido, puede suponer la diferencia entre otro a año en primera o un billete directo a segunda.

Los equipos de la parte baja de la Liga empiezan una carrera de fondo
Comentarios