Buscar

MUNDIARIO

Benzema se vistió de matador en la victoria del Real Madrid sobre el Levante

La vida no ha cambiado para el atacante francés, porque al igual que la temporada pasada es el único delantero merengue que tiene muy clara su misión de cara al marco contrario.
Benzema se vistió de matador en la victoria del Real Madrid sobre el Levante
Benzema durante un partido de la pretemporada del Real Madrid. / Instagram
Benzema durante un partido de la pretemporada del Real Madrid. / Instagram

El Real Madrid venció 3-2 al Levante en el estadio Santiago Bernabéu de España en un partido perteneciente a la cuarta jornada de LaLiga. La gran estrella del choque entre madrileños y levantinos fue el francés Karim Benzema, que ya suma cuatro tantos en el torneo para continuar erigiéndose como la principal amenaza ofensiva del conjunto de Zinedine Zidane.

Tal y como ocurrió en la temporada anterior. Benzema sigue siendo el gran referente de la ofensiva merengue y aunque sus números no alcanzan ni la versión más discreta de Cristiano Ronaldo cuando vestía de blanco, lo cierto es que sin el aporte del 9 la vida de su equipo sería un claro tormento sin sus prestaciones.

Sus herramientas para destruir a las defensas rivales siguen siendo eficientes. Desmarque, calidad, control, golpeo con ambas piernas y un certero remate de cabeza que aunado a su inteligencia futbolística lo hace hoy por hoy una pieza insustituible en los esquemas de Zidane.

Benzema supo tirar del carro en un momento previo delicado para el Real Madrid, con múltiples bajas que se sumó al final Federico Valverde, para dejar en cuadro y sin casi opciones de centrocampistas puros a la medular. El técnico marsellés tuvo que recurrir al colombiano James Rodríguez y a Lucas Vázquez desde el inicio para arropar a Toni Kroos y a Casemiro.

Los goles de Karim Benzema siguen mostrándolo como poco o nada se vio cuando tenía el paraguas de CR7 junto a él. Ahora el exinternacional francés no solo crea espacios y distribuye juego para sus compañeros de ataque porque lo ahora se trata de un futbolista total, que marca de cabeza tal y como ocurrió en su primer tanto de la jornada gracias a un medido centro de Dani Carvajal desde la derecha. Para completar su doblete necesitó de la asistencia de James para que con la zurda pusiera a dormir a la esférica al fondo de las redes.

Casemiro completó un buen primer tiempo del Madrid con el tercer gol con una jugada que comenzó el propio brasilero para conectarse luego con Benzema, que aguantó lo mínimo suficiente para ponerle en bandeja de plata un gran pase a Vinicius Junior por derecha que le puse el balón en los pies en el área a su compatriota para que marca a placer en el minuto 40.

El Levante recortó distancias por intermedio de un viejo conocido de la casa blanca, el canterano Borja Mayoral, que una vez más hizo buena la máxima de los ex para vacunar a sus excompañeros aprovechando las facilidades que dio el flanco derecho del bloque defensivo madridista en el minuto 48.

El bajón de juego e intensidad de los locales en la segunda parte fue muy bien aprovechada por los levantinos, que además del gol de Mayoral sumaron uno más luego que Melero en el 75 supo sacarle rédito a un nuevo descuido de la zaga del rival. Ya al final del cotejo el Levante pudo empatar pero una acción espectacular de Thibaut Courtois evitó una desgracia para los dirigidos por Zinedine Zidane en el minuto 92 con un cabezazo a bocajarro de Vezo.

Este triunfo le permite al Real Madrid mantenerse invicto, continuar sumando puntos para no alejarse del Atlético de Madrid que deberá defender su liderato ante Anoeta. En cuanto a Benzema, el Madrid, Zidane y sus seguidores tendrán que pedirle a Dios y a todos los santos que el francés ni se resfríe porque sin él este equipo perdería hasta el alma. @mundiario