beIN Sports mueve ficha y el balón está en el tejado de Movistar para ver la Champions

Casillas en Cuatro tras un partido de Champions. / Mundiario
Casillas en Cuatro tras un partido de Champions. / Mundiario

Tercera jornada de Champions y la mayoría de los aficionados siguen sin poder disfrutar de los partidos por televisión. ¿Por qué beIN Sports y Movistar no llegan a un acuerdo?

beIN Sports mueve ficha y el balón está en el tejado de Movistar para ver la Champions

Tercera jornada de Champions y la mayoría de los aficionados siguen sin poder disfrutar de los partidos por televisión. ¿Por qué beIN Sports y Movistar no llegan a un acuerdo?

Al comenzar la temporada todo hacía suponer que beIN Sports - propietaria de los derechos de emisión de la Champions League- y Movistar - el operador con más número de clientes y con mayor cobertura a nivel nacional – estaban condenados a entenderse para firmar un acuerdo mediante el cual la mayoría de los aficionados al fútbol pudiesen ver por televisión los partidos de la Champions. Pero de momento dichos encuentros solo pueden disfrutarlos los clientes de Vodafone, Orange y Telecable, o bien a través de Total Channel, la plataforma online de beIN Sport, que hasta ahora ha demostrado que no tiene capacidad para ofrecer un buen servicio.

¿Por qué beIN Sports y Movistar no llegan a un acuerdo?

 

Por parte de beIN Sports, hasta ahora lo tenían claro. Realizaron una inversión para conseguir los derechos de retransmisión de los partidos de la Champions League durante tres temporadas y, en principio, no tienen prisa por rentabilizar dicha inversión en el primer año, contando con que el tiempo – y la desesperación de los aficionados - jugarían a su favor.

En Movistar el planteamiento ha ido cambiando. Sin ofrecer la Champions preveían una fuga masiva de clientes, que de momento no se ha producido; y así en el mes de septiembre sobre han sufrido 800 bajas, una cifra tan irrisoria como asumible por parte de la compañía. Probablemente hayan salvado un primer match-ball gracias a la oferta del paquete Premium Extra hasta finales de año, pero lo cierto es que sus abonados siguen en espera de que lleguen a un acuerdo.

Aunque hasta el momento las cifras no son oficiales, e incluso ambas partes las niegan, parece que, al inicio de las negociaciones, beiN Sports le pedía a Movistar 200 millones de euros para poder emitir los partidos. Ante la negativa de Movistar y al bloqueo del acuerdo, la empresa de Roures ha optado por mover ficha, ha rebajado el precio y, probablemente, esté dispuesta a negociar por 130 millones de euros.

De confirmarse este extremo, ahora el balón estaría el tejado de Movistar que deberá dar una respuesta e intentar alcanzar un acuerdo para alegría de los aficionados al fútbol, muchos de ellos desesperados ante la imposibilidad de disfrutar de la Champions. @AleguimaD

beIN Sports mueve ficha y el balón está en el tejado de Movistar para ver la Champions
Comentarios