El barcelonismo vuelve al camino de la censura con el 'Látigo' Serrano tras su peineta

latigo_opt
El 'Látigo' tiene un gran corazón. / RRSS

Tras la campaña para censurar al Chiringuito una horda de culés se empeña en jubilar al 'Látigo' Serrano por su video editorial en OK Diario.

El barcelonismo vuelve al camino de la censura con el 'Látigo' Serrano tras su peineta

El barcelonismo vuelve a las andadas de la censura intentando sacar del mercado periodístico al 'Látigo' Serrano tras su video-editorial en OK Diario, respondiendo con una peineta a quien quiera que sea el que ha pedido que la Final de Copa se juegue en el Bernabéu, que a día de hoy, creo que no ha sido nadie.

Vuelven a errar los culés, como así hicieron cuándo pidieron el boicot y censura de El Chiringuito de Pedrerol. Y yerran de nuevo porque no se puede sacar del periodismo lo que no es periodismo, sino un show planeado con el único objetivo de provocar y hacerse viral, y que sin duda alguna, ha conseguido, del mismo modo que se dio a conocer al mundo, lagrimeando con otro vídeo para Youtube tras ser presuntamente atracado en su habitación del hotel en el Mundial de Sudáfrica mientras dice él, dormía. Su sueño debe ser al menos tan profundo como su vídeo-editorial de ayer, ya que en sus propias palabras, varios ladrones le sustrajeron dos maletas con ropa para treinta días, un ordenador, tres móviles y no se cuantos miles de euros. Y el ‘Látigo’ no es que no sufriera un solo rasguño, es que ni se despertó. Sospechoso.

El autodenominado 'Latigo' Serrano no es más que otro mediocre al servicio de Florentino Pérez.

Pero volvamos al tema que nos ocupa, una editorial que no es más que el fruto de la desesperación que le produce la mediocridad. Todo en Miguel está en la media. Ni es guapo, ni es feo; ni es un periodista estrella como García Márquez, ni un showman decente como Cristobal Soria; ni es del Barça, ni del Levante. Ser siempre irrelevante es muy complicado: ¿Se imaginan ser de un equipo que ni lucha por Europa ni pelea por el descenso?, ¿ser siempre el décimo de la tabla? Pues esto le pasa a Miguel, que bien orientado por su mentor Eduardo Inda y por su pagador Florentino Pérez, a los que fielmente ha servido en sus cuitas desde hace una década, rompe de vez en vez el molde de su rutina para incrementar sus posibilidades de ser llamado a cualquier debate nocturno de trescientos euritos. 

Y así es como la pluma de la que carece como escritor emerge en su camisa de talla XS, en sus coloreadas gafas de pasta y en sus pulseras de hilo. Y visto que, ni siquiera el ‘Látigo’ que adorna la absoluta simpleza de su nombre, es capaz de mantener su lengua dentro de los límites de su boca, - ni fina, ni carnosa -, a falta de talento Miguel se apoya en su corazón para provocar la reacción airada del culé de pacotilla y el aplauso fácil del madridista de la puerta 55, el de una audiencia que nunca lo habría leído, porque no lee. @SirDanielC
 

>Este artículo también ha sido publicado en la web del autor http://www.bloggol.es

 

El barcelonismo vuelve al camino de la censura con el 'Látigo' Serrano tras su peineta
Comentarios