Buscar

MUNDIARIO

El Barcelona no quiere que le roben a su joven promesa

Esta temporada ha sido mala en cuanto a resultados, pero el Barça ha encontrado en la cantera a una joya que, de seguir así, apunta maneras. Es nada más y nada menos que Ansu Fati.

El Barcelona no quiere que le roben a su joven promesa
Ansu Fati / volavip.com
Ansu Fati / volavip.com

Faltan apenas unos días para que regrese la máxima competición del fútbol europeo y el Barça busca su pase a la siguiente ronda. El resultado 1-1 de la ida en San Paolo, estadio del Napoli, hace presagiar un partido de vuelta tenso y competitivo. El Barcelona no se puede permitir otra temporada en blanco sin ganar ningún título, así que debe superar al Napoli o empatar sin goles. Cualquier otro resultado conllevaría la eliminación de los culés. Este partido no ha estado exento de polémica, pues la directiva del club italiano solicitó a la UEFA que el encuentro se disputara en un campo neutro debido a la situación que se vive en la ciudad condal.

Uno de los integrantes de la plantilla dirigida por Quique Setién, quien parece estar más fuera que dentro de la entidad, es Ansu Fati. Este jugador ha sido la gran revelación de la institución blaugrana de esta temporada. Tiene ficha del segundo equipo, pero son muchas las ocasiones en las que disputa encuentros a las órdenes de Setién. En el mes de diciembre de 2019, el Barça renovó a la joven promesa hasta el año 2022. En dicho contrato se plasmaba una cláusula de rescisión de 140 millones. Ahora, viendo el buen rendimiento que está aportando en el terreno de juego, la idea que tiene la directiva blaugrana es la de mejorar el contrato subiendo la cláusula a una cifra bastante elevada para evitar que el jugador sea fichado. Se rumorea que esa cifra sería cercana a los 400 millones.

Este jugador ha aportado goles y con él en el campo, parecía otro Barça. El sacrificio que hace Ansu Fati es innegable, pues se deja todo lo que lleva dentro en todo momento y siempre aporta el 100%. En algún partido de Champions incluso ha viajado aparte del equipo para poder asistir a clases en el día y no perder el ritmo. Cabe recordar que solo tiene 17 años y que todavía se encuentra estudiando en el instituto. Probablemente sea de las pocas perlas de la cantera que se han aprovechado desde aquel Barça de Guardiola donde la filosofía era apostar por la cantera. Ahora parece que la directiva del club prefiere fichar y no confiar en sus “cachorros”. El año pasado vendieron a Kubo al Real Madrid y este lo cedió al Mallorca. El jugador también ha sido una de las revelaciones de la presente temporada dejando grandes momentos.

¿Volverá el Barcelona a confiar en los canteranos o seguirá con su estrategia (cuanto menos cuestionable en cuanto a resultados) de fichar? @mundiario